Una app para facilitar la toma de apuntes a personas sordas, con baja visión o dislexia

Alumnos utilizando la app Ability Connect

Una app para facilitar la toma de apuntes a personas sordas, con baja visión o dislexia

‘Ability Connect’ es el nombre de la nueva aplicación gratuita diseñada por la Universidad de Alicante (UA).

La aplicación permite que mientras un compañero toma apuntes en un iPad pro, la persona con discapacidad puede verlos en su dispositivo en tiempo real así como archivarlos, modificarlos y consultarlo a posteriori.

Leer mas en: http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-app-facilitar-toma-apuntes-personas-sordas-baja-vision-dislexia-20170124130049.html

Vía: http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-app-facilitar-toma-apuntes-personas-sordas-baja-vision-dislexia-20170124130049.html

Los tres primeros implantados con ‘ojo biónico’ en España muestran avances en su visión

Los pacientes están evolucionando de forma positiva, aunque “los límites de visión se pueden ver sobrepasados por la ilusión y el trabajo del paciente y seguirán aprendiendo toda la vida”, explica uno de los doctores.  Asimismo, explica que los pacientes antes de la operación llegan ciegos y lo que se consigue es un logro, ya que vuelven a reconocer formas y siluetas.

Carlos Martínez y Guadalupe Iglesias, primeros implantados en España con un 'ojo biónico'

Carlos Martínez y Guadalupe Iglesias, primeros implantados en España con un ‘ojo biónico’

Los tres primeros receptores de implante de “ojo biónico” en España muestran avances importantes en su visión y seguirán acudiendo a rehabilitación para completar su recuperación, han dicho hoy en rueda de prensa el equipo médico y los implantados en el Centro de Oftalmología Barraquer.

El cirujano de la intervención y coordinador del departamento de vítreo retina del Centro, el doctor Jeroni Nadal, ha afirmado que los pacientes están evolucionando de forma positiva, aunque “los límites de visión se pueden ver sobrepasados por la ilusión y el trabajo del paciente y seguirán aprendiendo toda la vida”. La segunda implantada ciega en España, Guadalupe Iglesias, y el primer implantado español y europeo sordo-ciego, Carlos Martínez, también han expuesto su alegría por su evolución tan solo un mes y medio después de la intervención.

Guadalupe Iglesias ha dicho que “el cambio es brutal, aunque sea un cambio inicial, sobre todo cuando llevas tantos años sin ver nada”, y se ha mostrado optimista con su recuperación ya que piensa que podrá obtener mucha más independencia a partir de ahora. Por su parte, Carlos Martínez ha dicho estar “muy feliz de haberse operado” y ha contado que aunque aún le faltan cinco meses de rehabilitación, piensa animar a sus compañeros a operarse.

El doctor Nadal ha afirmado que los pacientes “antes de la operación vienen ciegos y lo que se consigue es un logro” y vuelven a reconocer formas y siluetas, “algo que ni se imaginaban”. El doctor ha explicado que estas personas receptoras del implante del “ojo biónico”, gracias a la rehabilitación, podrán ir reconociendo luces, letras, sílabas, formas, contrastes y movimientos progresivamente, aunque no podrán volver a ver como lo hacían antes.

Este proceso de rehabilitación se basa en 10 sesiones en un periodo de 6 meses, de dos horas cada una, para evitar el cansancio de la retina, en las que se entrena al cerebro a volver a recibir estímulos visuales y en los que también “es importante la comunicación, la memoria y la imaginación”, según la responsable del proceso de rehabilitación, Verónica Pilotti.

El cirujano ha asegurado que se trata de una “operación compleja” que dura de tres a cuatro horas y cuenta con un equipo de 10 personas en el quirófano y 25 en la rehabilitación, que solo pueden recibir las personas con retinosis pigmentaria de 25 a 75 años, lo que supone de 1.000 a 2.000 personas en España.

El “ojo biónico” o “implante de retina” proporciona la estimulación eléctrica de la retina para aumentar la percepción visual en personas ciegas. El implante consta de una parte interna, que es la pedicular e intraocular, y una externa que se basa en unas gafas que tienen una pequeña cámara en su parte frontal con la que pueden seguir las imágenes que se aparecen ante el paciente.

Las gafas, que habrá llevado el paciente quince días después de la operación, capturará las imágenes y las enviará a un pequeño ordenador del tamaño de un teléfono móvil, donde se procesan y transforman en instrucciones, y se transmiten de forma inalámbrica a la antena del implante de retina. Los impulsos que recibe el paciente estimulan las células sanas que quedan en la retina y transmiten la información al cerebro a través del nervio óptico para crear la percepción de patrones de luz, que los pacientes aprenden a interpretar.

 

Vía: http://www.antena3.com/noticias/ciencia/tres-primeros-implantados-ojo-bionico-espana-muestran-avances-vision_2016020900250.html

Así ve el mundo una persona con autismo

Las personas con autismo ven el mundo a través de unos ojos distintos a los de las personas que no lo sufren, y esto influye en cómo interaccionan con su entorno.

Un estudio de Cal Tech, publicado el pasado 22 de octubre, ha descubierto que esto se debe a que el cerebro de una persona que sufre trastornos del espectro autista (TEA) interpreta de un modo diferente mucha de la información visual que recibe.

“Se sabe que las personas con TEA tienen dificultades para entender cómo se sienten otras personas o para comprender qué significan sus gestos sociales al mirar sus expresiones faciales o su postura”, explicaba el doctor Ralph Adolphs, autor principal del estudio, a la edición estadounidense de The Huffington Post. “Esto puede deberse a que se fijan en ello de forma diferente“.

En otras palabras, cuando una persona con autismo muestra comportamientos repetitivos o antisociales, no se comunica o tiene dificultades para hacerlo —los principales síntomas de este trastorno— puede ser consecuencia de su percepción y de su centro de atención en una situación concreta.

“Entre otros descubrimientos, nuestro trabajo demuestra que no es algo tan simple como que ‘la gente con TEA no mira de forma normal a la cara'”, afirma Adolphs. Y aclara: “No ven la mayoría de las cosas como los demás”.

Los investigadores indagaron en este tema creando una serie de fotografías que ilustran cómo una persona con autismo percibe su entorno. Para el estudio, el equipo de investigadores enseñó 700 fotografías a 20 personas con autismo de alto funcionamiento y a 19 sujetos control, que no tenían autismo, a la vez que un dispositivo de seguimiento ocular grababa sus patrones de atención a los diferentes elementos de las imágenes.

 

Las representaciones a continuación muestran lo que han descubierto los investigadores.

En cada par de fotografías, la imagen de arriba revela cómo la percibe una persona con autismo y la imagen de abajo, cómo es percibida por un sujeto control.

 

En estas dos imágenes se puede ver cómo la persona con autismo se centra más en la cabeza del árbitro en vez de fijarse en la cara del jugador.

futbol

jugadores

 

En este par de imágenes, la persona con autismo se fija más en el árbol y en el cielo en vez de en los elefantes que están en el primer plano.

autismo

elefante

 

En estas imágenes, la persona con autismo no presta atención a la trayectoria de la pelota de la misma manera en que lo hace el sujeto control.

deporte

deporte

Como puede comprobarse, a las personas con autismo les atraen menos las caras y otros elementos relevantes, una tendencia que puede traducirse en dificultades en situaciones sociales.

“Quizá esto les obstaculice más la socialización, especialmente en un entorno complejo, como es el caso de una fiesta, porque pueden tener dificultad para saber a dónde dirigir su atención”, explicaba Adolphs a The Huffington Post.

Estos descubrimientos pueden ayudar a los médicos en el futuro a identificar los subtipos del autismo, lo que les permitirá realizar mejores diagnósticos.

“A la hora de informar de un diagnóstico, este estudio puede ser muy útil“, declaró Adolph. “El autismo implica muchas cosas. Nuestro estudio es un primer paso para intentar descubrir los distintos tipos de autismo que existen… Una vez hayamos identificado estos subtipos, podremos empezar a preguntarnos si lo mejor es llevar a cabo diferentes tratamientos”.

Cada vez nos damos más cuenta de que no se puede abordar el autismo con un diagnóstico universal. Un incremento en la investigación puede ayudar a diseñar tratamientos a medida que engloben todos los matices de este trastorno.
Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de ‘The Huffington Post’ y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros

Vía: http://www.huffingtonpost.es/2015/12/10/mundo-autismo-imagenes_n_8397838.html