10 tiernas manualidades para el día de la madre

En Educadiver.es nos dan ideas para este día de la madre.

El primer Domingo de Mayo se celebra en España el día de la madre, una ocasión especial para decir a las mamás y abuelas lo importantes que son en nuestras vidas.
Si bien es cierto que cualquier día es adecuado para decirle a mamá cuanto la queremos, no está de más que ese día le recordemos que siempre las tenemos en nuestros corazones.

Para ello, Educa Diver te trae estas manualidades fáciles, económicas y originales. Así que manos a la obra y a elegir cuál te apetece regalar este año.

1. Bolso estampado con corazón

Seguro que todos tenemos en casa uno de esos lápices que lleva goma de borrar. Pues tan solo necesitamos uno de esos y un poco de pintura roja para hacer esta maravilla.

2. Colgante corazón con huellas

Se puede hacer con pasta de sal o con arcilla. Sólo necesitas un cortador de galletas en forma de corazón, un cordón, y los deditos de esa personita especial. Puedes colorearlo o dejarlo tal cual, siempre pensando en la personalidad de la mami que lo va a recibir.

3. Flor de huellas

Podemos hacer una felicitación con una sola flor, o un ramo con muchas de ellas. Sencillo, rápido y muy tierno.

4. Biombo felicitación para mamá

Esta actividad puede resultar muy divertida si la hacemos con los peques de la casa. La felicitación puede entregarse en forma de biombo como en la imagen, o en forma de puzzle para que mamá lo monte.

5. Pulseras con clips

manualidades-dia-de-la-madre-educadiver

Tan sencillo como enganchar clips y envolverlos con papeles de colores. También se puede hacer con trozos de pajitas de colores.

6. Tulipanes estampados

manualidades-dia-de-la-madre

Con una simple patata y pinturas de colores podemos estampar este cuadro para que mamá adorne su rincón favorito.

7. Cuadro LOVE con huellas.

manualidades-dia-de-la-madre-educadiver

Materiales sencillos, baratos y de los que siempre tenemos en casa: Un lienzo y un poco de pintura roja. El resultado es genial.

8. Felicitación de corazón cosido

Una manualidad que se hace en un momento y que seguro gustará mucho a mamá, además de ser un buen ejercicio de psicomotricidad.

9. Corazón de papel entrelazado

Tan sólo dos papeles diferentes y un poco de maña son necesarios para conseguir este corazón tan llamativo.

10. Un caracol con mucho amor

Folios de colores, es todo lo que necesitamos para hacer este regalito a mamá.

 

Vía: http://www.educadiver.es/10-tiernas-manualidades-para-el-dia-de-la-madre/

Cinturón de seguridad en el embarazo. Lo que no debes hacer

Malos hábitos en el uso del cinturón de seguridad en embarazadas

Por Alba Caraballo Folgado

Muchas mujeres embarazadas se sienten incómodas al utilizar el cinturón de seguridad en el coche por lo que no lo usan, algunas incluso, piensan que puede generar lesiones en el bebé en caso de colisión por lo que no lo tensan o lo colocan en una posición incorrecta. Estos malos hábitos ponen a la madre y a su bebé ante una situación de peligro, ya que están más desprotegidos en caso de accidente.

Malos hábitos en el uso del cinturón de seguridad en el coche

Ponerse el cinturón de seguridad en el coche, es un acto que deberíamos hacer sin pensar, aunque realicemos un trayecto muy corto. En los últimos años, se ha trabajado mucho por la seguridad vial, sin embargo, todavía queda trabajo por hacer. Se calcula que en España los accidentes de tráfico pueden ocasionar la interrupción de entre 200 y 700 embarazos cada año.

Estos son algunos errores que cometen las mamás embarazadas con el cinturón de seguridad y que no deberían hacer:

1- Pasar la cinta diagonal por detrás de la espalda

2- Sentarse sobre la banda que va por la pélvis

3- Usar una pinza para manterner el cinturón más holgado

4- Pasar la banda diagonal por debajo del brazo

5- Bajar la banda diagonal por debajo del hombro

6- Sujetar las bandas para que estén más holgadas

 

Buenos hábitos en la embarazada con el cinturón de seguridad

Es importante saber que ambas bandas deben estar bien situadas y con su nivel de tensión correcto, ya que de lo contrario, el cinturón no actuará como debiera en caso de colisión, pero ¿cómo debemos poner el cinturón si estamos embarazadas?

Chaleco para adaptar el cinturón de seguridad

1- La banda inferior o pélvia debe ajustarse lo más baja posible y ceñida a la pélvis. No se ha de situar sobre el vientre.

2- La banda superior o diagonal debe ir entre los dos senos, sobre el hombro y evitando que roce el cuello.

 

Hay mujeres a las que aun intentándolo, no les ajusta bien el cinturón de seguridad, para ellas, se han desarrollado otros dispositivos y elementos de seguridad, como unchaleco para embarazadas que coloca el cinturón de seguridad en la posición adecuada.

 

Fuente y fotografías: Fundacion Cidaut – http://www.cidaut.es/

11 Respuestas correctas a preguntas infantiles que siempre atormentan a los padres

Artículo muy interesante de Genial.guru:

A veces, los niños hacen determinadas preguntas en las que uno no sabe si reír o ruborizarse. Y para el pequeño es importante obtener una respuesta. Los niños no quieren ser en ese momento ignorados, que se les mienta o se rían de su ingenuidad.

Por eso, publica las respuestas correctas a esas preguntas incómodas de los niños.

 

Sé honesto, pero sin entrar en detalles.

“Cuando las personas se aman, se besan y se abrazan. Papá pasa su célula a mamá. Ésta se une con la de mamá y en el vientre aparece un bebé. Es pequeño, nada como un pez dentro de la mamá. Y luego crece, hasta que ya no cabe y entonces nace”. A los niños mayores se les puede informar también sobre los espermatozoides y el óvulo.

 

 

Trata de hablar de ello sin vergüenza, si existe interés del niño en los genitales, es algo absolutamente natural.

“Estas diferencias son necesarias para tener hijos. Los niños tienen un pene y dos testículos. Las niñas, vagina y útero, una bolsa especial para que el niño pueda nacer. Niño y niña crecen y de mayores se aman y quieren tener hijos. Ellos están conectados entre sí como un puzzle. Después de eso, un bebé crece en el vientre”.

 

 

Esta pregunta la hacen casi todos los niños cuando se apegan a la persona del sexo opuesto. Suavemente hay que decir “no“.

”Cada uno ocupa su propio papel en la familia. Tu hermana no puede convertirse en tu papá, ni tu papá en mi abuela. Y tú no puedes ser el marido de mamá. Cuando crezcas, tu mamá ya será vieja. Todavía puedes amarla y cuidarla, pero querrás casarte con alguien más joven y hermosa. Van a amarse el uno al otro y podrán tener sus propios hijos”.

 

 

Un niño se siente inconscientemente culpable cuando sus padres discuten. Es importante que el niño sepa que no tiene culpa alguna de esto.

“Las personas discuten porque no siempre están de acuerdo con la opinión del otro. Y los niños también discuten, y a veces también los adultos. Pero, en todo caso, siempre hacemos las paces, nos amamos. Y cada uno de nosotros te ama “.

Esa mujer o ese hombre, puntualicemos. No silencies a tu hijo si se siente curioso por personas de aspecto inusual y pregunta en un lugar público, reprobarlo conduce a la intolerancia.

“Todo el mundo es diferente. Hay personas altas y bajas, gordas y delgadas, por lo tanto tienen un aspecto diferente. En todo caso, cualquiera de ellas podría sentirse incómoda u ofendida. Por lo tanto, no es necesario apuntar con el dedo a esa persona por ser diferente de los demás. Mejor me preguntas por eso cuando estemos solos, así estamos seguros de que no ofendemos a nadie”.

 

 

Hermanos y hermanas siempre compiten por el amor de sus padres. No pongas al niño como ejemplo a su hermano o hermana y nunca le digas que amas más a uno que otro por sus resultados en la escuela.

“Sí, cada uno es diferente, y nuestro amor puede manifestarse de diferentes maneras. Pero los queremos a ambos por igual, tanto como tú amas igual a mamá y a papá. A los dos los quiero mucho”.

 

 

Tienes que explicarle a tu hijo que es necesario el tratamiento. No se le debe llamar bajo ningún concepto cobarde o que se rían de él por estar asustado.

“El médico no quiere hacerte daño, es su trabajo, para combatir los gérmenes y sanar tus heridas. Te dolerá un poco, pero aunque te duela, sanará. Cuando estaba enfermo, también me pusieron inyecciones. Estaba asustado, pero lo hice. Y tú podrás. Mira, recuerda que tu conejillo también está enfermo y tenemos que llevarlo al médico. Está muy asustado, vamos a contarle por qué no debe tener miedo de ir al médico”.

No le mientas a tu hijo sobre su invulnerabilidad y tu inmortalidad. Él es capaz de aceptar la verdad.

“Las personas, los animales e incluso las flores mueren algún día. Es una ley de la naturaleza. Por lo tanto, significa que hay espacio en el mundo para todos los que nacen, que moriremos un día, pero no ahora. Seré muy vieja, como tu abuela, y tú serás un adulto, como yo ahora, tendrás tus propios hijos, que crecerán, envejecerás y luego te irás. Pero vivirás una vida maravillosa, llena de aventuras y descubrimientos”.

 

 

Explícale que tu trabajo hace parte de la vida y lo tienes que hacer y él debe aceptarlo. Haz hincapié en la alegría que sentirá pronto en el próximo encuentro entre ambos.

“No quiero separarme de ti, pero es necesario, y no hay nada que pueda hacer al respecto. El trabajo es muy importante. Pero recuerda que estaré de vuelta esta tarde y estaremos muy contentos cuando volvamos a vernos. Hagamos un intercambio, tú tomas mi pulsera y yo me llevo tu peluche y así sentiremos la presencia del otro aunque estemos separados”.

No tengas miedo de admitir que tú no eres perfecto. Es importante que los niños entiendan que no todas las acciones de sus padres se pueden copiar.

“Sí, fumo, y a veces me quedo hasta tarde en la computadora, pero no quiero que tú repitas mis errores. Es un mal hábito del que tengo que deshacerme porque quiero mejorar “.

 

 

Afronta los temores de tu hijo en serio y piensa con él cómo conseguir que las cosas malas se vuelvan buenas.

“Cuéntame sobre el monstruo. ¿Sabías que a los monstruos les asustan los hechizos mágicos? Vamos a inventar uno así juntos. Mira, esto no es sólo un viejo control remoto de la tele. ¿Ves ese botón secreto? Cuando lo pulsas, los monstruos desaparecen. Dejémoslo junto a tu cama”.

 

 

Reglas para responder a las preguntas de los niños:

  • El niño no necesita saber más de lo que ha preguntado. La respuesta debe ser sencilla.
  • No lo engañes. Si no sabes la respuesta, simplemente admítelo frente a tu hijo. Puedes buscar la respuesta junto a él. Este enfoque no hará más que reforzar tu credibilidad, mientras que la mentira, por el contrario, la destruirá. Cuando tu hijo conozca la verdad por otros medios, tendrás que explicarle por qué le mentiste.
  • No hables con superioridad ni en tono instructivo como si fueras su maestro. Evita ridiculizarlo, trata sus preguntas con seriedad. ¿Tú quieres que tu hijo siga acudiendo a ti con sus preguntas, verdad?
  • Mira más en su interior para saber por qué te lo pregunta. A veces su requerimiento responde a una solicitud inconsciente de ayuda o debido a que alberga algún miedo oculto. Trata de darle sentido a lo que tu hijo realmente está pidiendo.

Ilustradora Ekaterina Gapanovich

 

Vía: https://genial.guru/inspiracion-crianza/11-respuestas-correctas-a-preguntas-infantiles-que-siempre-atormentan-a-los-padres-425310/

Al cole en moto, lo que necesitas saber para llevar a tu hij@ al colegio

Un artículo muy interesante de Solomoto.es

ninos_en_moto.jpg

Para llevar a nuestro hijo en la moto, hay distintas cosas que debemos tener en cuenta. Las hay legales, y las hay de sentido común, pero empezaremos por las normativas porque a toda madre o padre le conviene saber bien lo que puede y no puede hacer. Cumplir la norma es importante, y más cuando hay hijos de por medio.

Así pues, lo primero que debemos saber es que la norma básica (estamos hablando de España) para que un menor pueda viajar en moto es que debe ser mayor de doce años, utilizar casco homologado, ir a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales. Debe usar el asiento del pasajero, y en ningún caso podrá situarse entre el conductor y el manillar.

De todas formas, no hará falta esperar a que el niño tenga 12 años para llevarlo en moto, puesto que el reglamento de circulación prevé que, excepcionalmente, los mayores de 7 años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por su madre, pader, tutor o personas mayores de edad por ellos autorizadas. El resto de condiciones para poder llevar a un niño a partir de los 7 años son los mismos que para los mayores de 12 años. Debe montar a horcajadas y sus pies han de poder reposar sobre los estribos del pasajero. Además, por supuesto, de llevar un caso homologado. Como en el caso anterior, jamás podrá situarse a un menor entre el piloto y el manillar.

A continuación, os dejamos con el texto literal del artículo 12 del Reglamento General de Circulación que se refiere al tema.

“2. En los ciclomotores y en las motocicletas, además del conductor y, en su caso, del ocupante del sidecar de éstas, puede viajar, siempre que así conste en su licencia o permiso de circulación, un pasajero que sea mayor de 12 años, utilice casco de protección y cumpla las siguientes condiciones:

a) Que vaya a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales. b) Que utilice el asiento correspondiente detrás del conductor. En ningún caso podrá situarse el pasajero en lugar intermedio entre la persona que conduce y el manillar de dirección del ciclomotor o motocicleta.

3. Excepcionalmente, los mayores de siete años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por su padre, madre o tutor o por personas mayores de edad por ellos autorizadas, siempre que utilicen casco homologado y se cumplan las prescripciones del apartado anterior (artículo 11.4 del texto articulado)”.

A partir de aquí, sentido común. Con un menor en la moto, extremaremos las precauciones, evitaremos acelerones y frenazos bruscos y buscaremos los itinerarios más tranquilos posibles.

Aunque no sea normativo, usaremos siempre una equipación adecuada. Calzado cerrado, guantes, pantalón largo y chaqueta. Ni hablar de ir en manga corta o mangas de camisa. Hay que aprovechar que, tal como son los niños, esto de “disfrazarse” de motorista es una aventura, e ir educándoles sobre la importancia de ir vestido adecuadamente para ir en moto.

Se trata de hacer que la experiencia de ir hasta la escuela se convierta en una emoción para el niño, no para el adulto, y no podemos permitir que para un niño ir a la escuela en moto se convierta en algo traumático ni peligroso.

Así que ya sabéis, si vuestro hijo está este año en segundo de primaria, puede que haya llegado el momento de ir por primera vez en moto a la escuela. Pero con todas las precauciones.

 

Por 

Vía: https://solomoto.es/al-cole-en-moto-lo-que-necesitas-saber-para-llevar-tu-hijo-la-escuela

10 claves para elegir el colegio de tus hij@s

Coles ‘antibulling’, que consideren el desarrollo creativo y la potencialidad individual del alumnado, cuestiones a tener en cuenta

10 claves para elegir el colegio de los niños
EL PAÍS

Los niños pasan mucho tiempo en los colegios. Allí adquirirán aprendizaje y experiencias vitales que marcarán su vida. Por ello, atinar con un centro escolar que se adapte lo más posible a sus necesidades es clave para ayudarles en su tránsito a la edad adulta. Pero, ¿qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegir el colegio de nuestros hijos?

10 claves para elegir el colegio de los niños

  1. Conocer bien al niño/a para saber en qué centro escolar estará más a gusto. Quien va a pasar gran parte de su tiempo en el colegio es el alumno/a. Así que, conviene que los padres conozcan a su hijo y tengan en cuenta aspectos como, si es muy creativo, tiene dificultad con los idiomas, es muy sociable o tiene alguna necesidad educativa específica, como que precise logopeda.
  2. Acudir a las jornadas de puertas abiertas de los colegios para conocer de primera mano el centro. Es la oportunidad de “tomar contacto con el profesorado, sobre todo con el que será el tutor del niño/a y el director/a, que puede explicar la filosofía con respecto a la formación de su alumnado, así como el tipo de instalaciones que hay en el colegio”, explica Carla Valverde García, psicóloga clínica infanto-juvenil del Centro de Salud Mental de Majadahonda (Madrid).
  3. Considerar el método de aprendizaje y estudio que utiliza el colegio. Corren suaves vientos de cambio en los centros escolares con respecto a la hora de enseñar al alumnado, aunque de momento son pocos los colegios abiertos a estos nuevos métodos. No obstante, ya los hay que incorporan formas de estudio en las que “no hay exámenes, se prima la creatividad o es el niño/a quien marca su ritmo de aprendizaje a través de la exploración y el juego”, comenta Carla Valverde. No obstante, cada sistema educativo tiene sus ventajas y una buena opción consiste en un método mixto, donde se recojan las potencialidades del alumno/a en un entorno que aporte guía y estructura”, aclara la psicóloga.
  4. Tener en cuenta los recursos tecnológicos del colegio. Las nuevas tecnologías son una herramienta útil de aprendizaje con los niños en los centros escolares, pero en su justa medida, para evitar el riesgo de potenciar la tendencia del niño/a a enfrascarse demasiado tiempo con las pantallas, aislarse y no interactuar con otras personas.
  5. La cercanía del centro escolar también es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir el colegio. Coincidir con amigos del barrio y evitar tiempo en desplazamientos son aspectos a considerar, pero sin perder de vista otras cuestiones, como el método pedagógico.
  6. ¿Colegios bilingües? No siempre es la mejor opción para el niño/a. La oportunidad de aprender un segundo idioma con un método bilingüe puede resultar enriquecedora, pero no siempre es así. “Si el niño/a tiene dificultades para aprender a leer y escribir, introducir un nuevo idioma puede crearle dificultades a la hora de seguir el ritmo de aprendizaje del aula”, explica la psicóloga infantil, Carla Valverde.
  7. El número de alumnos por aula y el vínculo que el profesor/a establece con los niños son factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por un centro escolar. La relación que se crea entre los maestros y los alumnos influye en el proceso de aprendizaje del niño/a, así como el hecho de que no haya masificación en las aulas.
  8. Las instalaciones adecuadas del colegio, como un patio amplio y con espacios lúdicos como los columpios, tenis de mesa, áreas deportivas, biblioteca o laboratorio también es una cuestión a tener en cuenta a la hora de elegir el colegio, que debe ser un lugar donde no solo adquirir conocimientos académicos, sino también donde interactuar, jugar y explorar.
  9. Un colegio donde se fomente la creatividad resulta enriquecedor para los alumnos, que se pueden beneficiar de talleres de pintura, teatro, danza o música que se incluyan dentro del plan de actividades extraescolares del centro, con la consiguiente facilidad para encajar horarios para niños y padres.
  10. Elegir un centro escolar donde se contemple la prevención de situaciones de acoso escolar es una cuestión importante a tener en cuenta al elegir el colegio de nuestros hijos. Javier Pérez, presidente de la asociación NACE, dedicada a la prevención del acoso escolar noalacoso.org recomienda “preguntar al colegio sobre su posición frente al acoso escolar con preguntas como: ¿Existe algún programa de prevención del acoso? ¿Qué formación tiene el profesorado sobre temas de bullying? ¿Cuántos casos se han solucionado y cómo? ¿Qué se hace con la víctima, el agresor y el grupo? Si no saben, no contestan o dicen que en su centro no hay acoso es un indicativo de que el colegio carece de pautas de actuación ante estas situaciones”. Alrededor de un 80% de los casos de acoso escolar acaban con el cambio de centro del alumno que sufre la situación de bullying. “Nadie debería cambiar de colegio debido al acoso y, en todo caso, tendría que ser el agresor quien se fuera, sin embargo, casi siempre se opta por la solución más injusta, que es la de la marcha de quien sufre el maltrato”, añade Javier Pérez.

Vía: https://elpais.com/elpais/2018/01/26/mamas_papas/1516965832_936431.html

CAROLINA PINEDO

La reacción de una madre al enterarse de que su hija tiene síndrome de Down

La madre y su marido decidieron esperar hasta el nacimiento para averiguar el sexo del bebé, por lo que fue en el momento del parto cuando descubrieron que tenía síndrome de Down. La pareja ha compartido el vídeo del nacimiento, que muestra la reacción de los padres al ver a la bebé.

Los padres con su bebé

Los padres con su bebé | Facebook

Cuando Amber Rojas se quedó embarazada por cuarta vez, sintió que aquella vez era diferente. Su esposo, Fernando, creía que se sentía de distinta manera simplemente porque la pareja había decidido esperar hasta el nacimiento para averiguar el sexo de la bebé.

Sin embargo, cuando Amadeus nació en febrero de este año, la intuición de Amber demostró ser totalmente cierta al darse cuenta instantáneamente de que su bebé tenía síndrome de Down. La pareja, que vive en Texas, no se enteró hasta el momento del parto ya que decidieron que el sexo fuese sorpresa.

“Dado que este era mi cuarto y último embarazo, y quinta bebé, quería dejar algo para la sorpresa”, cuenta Amber en una entrevista recogida por The Independent. Aunque no hubo señales durante el embarazo que indicaran que la pequeña fuese diferente a sus otros cuatro hijos, Amber siempre tuvo una corazonada.

“No sabía por qué o qué, pero siempre le dije a mi esposo que esta bebé iba a ser diferente. Mi embarazo no fue diferente, pero sabía que algo sucedía”, asegura la madre. Tras el parto, al ver la cara de su nueva hija, pensó para sí misma: “Mi bebé tiene síndrome de Down”.

La madre ha compartido en la cuenta de Facebook Birth Unscripted el vídeo del nacimiento, en el que se ve la reacción de los padres al ver a la bebé. Las imágenes han sido vistas por más de 65.000 personas.

Amber cuenta que tras ver su cara “quería saber todo sobre los bebés con síndrome de Down para poder cuidar mejor de mi hija Amadeus”. “¡No nos importaba que tuviera síndrome de Down porque todos estábamos encantados con ella!”, señala.

 

Vía: http://www.antena3.com/noticias/mundo/reaccion-madre-enterarse-que-hija-tiene-sindrome-down_201803035a9a76360cf2daf6912eeb16.html

A qué hora deben acostarse los niños para ir a la escuela según su edad

Tabla orientativa para comprobar si nuestros hijos se van tarde a la cama

Desde Guiainfantil.com

Ay… la hora de irse a dormir. ¡Lo que nos cuesta a los padres mandarles a la cama! Que si un ratito más de juego, que si un cuento, que si una canción… y el tiempo va pasando. Al final, aunque intentes acostarles a las 21 horas, terminan durmiendo a las 22.30 horas. No hay remedio. 

Muchas veces me he planteado si no será demasiado tarde. O si tal vez yo insisto en acostarles demasiado pronto. Y aunque sé que cada niños es un mundo y no todos necesitan dormir exactamente lo mismo, he conseguido averiguar mediante diferentes expertos en la materia, cuántas horas deben dormir los niños según su edad. Y lo mejor de todo: a qué hora deben acostarse los niños en edad escolar según su edad.

 

Tabla para saber a qué hora deben acostarse los niños para ir a la escuela según su edad

A qué hora deben acostarse

No todos los niños necesitan dormir lo mismo. Depende de muchos factores. Uno de ellos, por supuesto, es la edad. Así, mientras que un bebé de 18 meses necesita dormir unas 14 horas, a un niño de 10 años le bastan con 9 horas. A partir de este dato, y de la hora a la que se tenga que despertar tu hijo, hemos elaborado una tabla orientativa para padres con dudas sobre cuál es la mejor hora para mandar a su hijo a dormir. Está basada en una tabla que en su día hizo pública el colegio Wilson Elementary School de Kenosha (Wisconsin, EEUU):

– Cinco años: Si tu hijo tiene 5 años, comienza la primera etapa escolar en primaria. Muchos cambios. En los primeros días tal vez esté más nervioso y caiga rendido mucho antes que de costumbre. O al revés… por los nervios no consiga dormir y tengas que ayudarle. Si se levanta muy temprano, a las 6 de la mañana, deberá acostarse a las 18.45 horas, o las 6.45 p.m, como prefieras. Sí, parece un imposible, es muy temprano, pero es la única forma de asegurarte de que duerme lo que debe. Si se levanta más tarde, a las 8, por ejemplo, bastará con que se acueste a las  20.30 horas.

– Seis años: A los 6 años, necesita quince minutos menos de sueño. Si tu hijo se levanta a las 7.30 horas de la mañana para ir al colegio, puede irse a dormir a las 20.30 horas.

– Siete años: Con siete años tu hijo necesita casi 11 horas de sueño para rendir de forma adecuada en el colegio. Intenta que duerma más de 10 horas. Aunque recuerda, que luego la actividad de cada niño durante el día es diferente, y sus necesidades de descanso, también. No te agobies si tu hijo con siete años no duerme más de 10 horas. Si le ves activo y feliz… ¡estará bien!

– Ocho años: Según los expertos, a esta edad los niños pueden dormir 10 horas y media. Pero mucho duermen menos. Siempre nos basamos en un promedio. Si tu hijo de ocho años se tiene que levantar muy temprano para ir al colegio (pongamos que a las 6.30 am), tendrá que irse a dormir a las 20 horas o 8 p.m.

– Nueve años: A partir de esta edad los niños ya necesitan menos horas de sueño, y eso que las exigencias académicas aumentan. Aún así, sigue siendo recomendable que duerman al menos 10 horas. ¡Haz el cálculo!

– Diez años: Sí, la edad en la que ya empiezan a sentirse ‘mayores’, también exigirán acostarse más tarde. Sin embargo, siguen necesitando cerca de 10 horas de sueño. Si tu hijo de 10 años se levanta a las 7 am para ir al colegio, debería ir a dormir a las 21 horas.

– Once y doce años: Ahora sí, tu hijo ya no necesita cumplir de forma rigurosa con esas 10 horas de sueño. Pero sí deben dormir más de 8 horas. Puede que con 9 horas de sueño les baste.

Ten en cuenta de que esta tabla tal vez te parezca irreal. En realidad, sería lo ideal, pero basta con que nos ‘acerquemos’ a las horas de sueño recomendables. Estas son entre 9 y 11 horas como mínimo para niños de entre 5 y 11 años. Si notas que tu hijo presenta síntomas de falta de sueño (somnolencia durante el día, excesivo cansancio, problemas de concentración…), revisa sus horarios para ir a la cama.

 

Vía: https://www.guiainfantil.com/blog/salud/sueno/a-que-hora-deben-acostarse-los-ninos-para-ir-a-la-escuela-segun-su-edad/