¿Y si aprendemos inglés jugando?

Aprender otros idiomas puede ser una tarea dura para nuestros alumnos. El vocabulario, los números, la conjugación de los verbos, uff…. ¡Es fácil perderlos a medio camino!

Pero si jugamos con ellos, ¡estarán aprendiendo sin darse cuenta! Además de que ponemos en práctica el espíritu sano de competición y trabajo en equipo.

Aquí te dejo 3 actividades que me han funcionado de maravilla con todos mis alumnos de primaria.

Pssst… Toma tu tiempo para preparar todo el material que vas a utilizar. Prevé más ejemplares de los que necesitan, ¡te pueden sacar de apuros!

Veras como el tiempo de clase se ira volando, y que al final los alumnos recordaran todo lo que han aprendido sin ninguna dificultad.

Speak, spoke, spoken.. Bingo!

La idea de este juego, es ayudar a los alumnos a memorizar la conjugación de los verbos regulares y sobre todo, los verbos irregulares.

Para ello, tienes que preparar las tablas de juego, como la que te presento aquí abajo.

WP_20160614_10_20_34_Pro

En cada casilla, debes indicar un verbo, ya sea regular o irregular en su forma presente.

Cada alumno tendrá derecho a una o dos tablas. También deberás darlesfichas para poder marcar las casillas que salgan en cada juego. Puedes utilizar tapas de botellas,  bolitas de papel de colores, o fichitas de plástico.

caps-743219_1920

Una vez que todos los alumnos tengan sus tablas y fichas, ¡estamos listos para jugar:!

La regla es fácil: tú vas a decir en voz alta el verbo en presente, y ellos tendrán que decir en voz alta el mismo verbo pero en su forma pasada(simple past) y pasado compuesto (past participle). Los alumnos deberán buscar y marcar al mismo tiempo el verbo en sus tablas.

 

Hay diferentes formas de jugar: la tabla llena, o solo una línea horizontal, o una línea vertical, un cuadro, las esquinas. Para poder ganar un punto, el alumno que tenga los verbos marcados deberá gritar: “Bingo!” y enseguida, decir en voz alta los verbos en sus tres formas.

Lo divertido de esto es que a veces los alumnos olvidan las conjugaciones, y es en ese momento, que alguno de sus compañeros le puede “robar” la partida. Si ese alumno dice todos los verbos correctos, entonces, él es que el gana la partida.

How are you today?

Con esta actividad, vamos a aprender los adjetivos. Para ello, solo necesitaspreparar pequeños pedazos de papel, en donde vas a escribir un adjetivo: sad, happy, tired, bored, hungry, cold, angry, etc..

Una buena idea es separar la clase en 4 o 5 grupos de máximo 4 niños. Algo que les gusta mucho, es escoger el nombre de su equipo.

eggs-390213_1920

Enseguida, vas a pedir a un voluntario de un equipo a que pase al frente de la clase. Le darás a escoger un papel, el cual debe leer sin decir en voz alta de lo que se trata.

Cuando esté listo, todos juntos deben preguntarle: “How are you today?”, y él deberá utilizar mímicas para describir el adjetivo, y ayudar a sus compañeros de equipo a adivinar de que adjetivo se trata.

Los miembros de su equipo tienen 1 oportunidad de adivinar. Si no adivinan, le puedes dar la palabra a otro equipo, y si ellos tienen la respuesta correcta, entonces, ¡ganan un punto!

Who am I?

Con esta actividad, tus alumnos se van divertir siendo alguien famoso por un día y pondrán en práctica el verbo “To be”. Vas a preparar en notitas auto adhesivas nombres de personas famosas que estés seguro conozcan los niños, por ejemplo: el presidente de su país, un personaje de caricatura, un cantante o un grupo, o un superhéroe.

Aquí te dejo algunos ejemplos:

WP_20160614_11_03_52_Pro

Colocaras una notita sobre la frente de cada alumno. El alumno no debe saber que nombre le tocó. Sus compañeros deberán ayudarle a encontrar el nombre de su personaje, mediante diferente tipo de preguntas.

Por turnos, cada alumno tendrá derecho a hacer una pregunta a sus compañeros:

  • Am I famous?
  • Am I a cartoon?
  • Am I man?
  • Am I old?

¡El primero en adivinar su personaje es que el que gana!

Hay muchísimos más juegos y actividades que puedes hacer con tus alumnos. Lo único que necesitas es echar a andar tu imaginación.

 

 

Vía: https://beneylu.com/pssst/es/aprendemos-ingles-jugando/

Anuncios

Science Project: The plants I: Parts of the plants

Plants are living beings.

Plants make their own food.

Plants have got different parts. Look at the picture.

Leaves (leaf, s.): produce food through photosynthesis

Stem: provides support for the plant.

Roots: spread out and search for water.

Listen to the video…pay attention to the explanations…

PROJECT TIME! We´re planting seeds.

In this part, we´re going to plant a seed in order to watch its growing.

1st STEP: you need:

  1. a) Lentils or beans (seeds).
  2. b) C
  3. c) Plastic glass.
  4. d) Water.
  5. e) After a few days you´ll need so

1st STEP: put a wet cotton inside the glass. Put the seeds on the cotton and wait  for a few days.

PHOTOS

Vía: http://estaes-miaula-deingles.blogspot.com.es/2016/09/science-project-plants-i-parts-of.html

Cómo afecta el BILINGÜISMO a los ACNEEs

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid puso en marcha el programa de bilingüismo en el curso 2004-2005. La concepción pedagógica del programa correspondía al modelo AICOLE ( Aprendizaje Integrado de Contenidos  Lengua Extranjera) donde los Auxiliares de Conversación cobraban un gran protagonismo (pese a no ser maestros ) y se les daba más “prestigio” a los colegios bilingües aunque los niños se perdieran totalmente, se limitaran a memorizar contenidos sin comprender lo más mínimo y no supieran lo que es, por ejemplo, el ciclo del agua.

 

A ese respecto siempre me he preguntado, en una conversación de dos personas si puede surgir el tema ¿sabrían hablar con un igual en su idioma? No con ello digo que el aprendizaje de otros idiomas no sea positivo para los niños sino que se debe priorizar en los centros el aprendizaje de los contenidos fundamentales en su idioma y luego cumplimentarlos en el caso con niños que no tengan NEEs (Necesidades Educativas Especiales).

          En un estudio hecho al respecto en el 2013 por la FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) en el 2013, los resultados fueron concluyentes: el bilingüismo mermaba los contenidos, que acababan MEMORIZANDO, los alumnos del área de Conocimiento del Medio. Con este estudio, no quiero barrer ni echar por tierra el trabajo de mis compañeros de inglés (mi mayor de los respetos) ya que dan clase como el Sistema les impone ni decir que la enseñanza del inglés sea innecesaria o absurda. Me refiero a comprensión y utilidad de lo que estudian en el día a día. ¿Qué ocurre cuando el mensaje se emite en un código incomprensible para ellos??? No basta con un emisor y unos receptores si el mensaje no les llega.

Comunicar es reconocer la existencia del otro y que el código sea común entre emisor y receptores sino no puede existir una comunicación efectiva. Si hay alumnos con serias dificultades en el lenguaje ¿qué lugar ocupan?

Pienso como madre de 2 hijos (uno de ellos comienza en septiembre el cole en un CEIP no bilingüe) y como maestra. Pienso en TODOS y no sólo en los alumnos aventajados capaces de establecer relaciones entre ambos idiomas y principalmente en los alumnos que tienen dificultades.

¿Por qué nunca se recurre a profesionales de la Educación de las distintas especialidades para estas cosas? ¿Qué pasa con los ACNEEs ( Alumnos con Necesidades Educativas Especiales)? ¿Los escondemos en un armario?

  Desde mis años de experiencia he comprobado lo mal que se sienten los ACNEEs en las áreas impartidas en inglés pero el bilingüismo implantado hace que no puedan salir a recibir el apoyo en estas áreas sino en las materias instrumentales al priorizarse el aprendizaje en éstas últimas. Si niños que no tienen esas NEEs se pierden, ¿dónde quedan ellos?. Por un instante poneros en su piel. Imaginaros que sois hiperactivos ¿cómo vais a centrar vuestra atención? o mis queridos alumnos con Trastorno del Espectro Autista –de los que tantísimo he aprendido- ¿cómo van a mejorar su relación con el otro si la mayor parte del tiempo le hablan en un idioma que no entienden?. Vosotros ¿no os volveríais locos?. Una semana, sólo una semana en una clase en China. Todos vuestros compañeros entienden lo que dice vuestro profesor pero vosotros ni sabéis ni entendéis chino ¿cómo os sentís?. Sin ninguna duda, COMPRENSIÓN es lo que hace falta hacia las dificultades. ¿Qué hay de adaptarse a las habilidades comunicativo-lingüísticas del niño? Si los alumnos con dificultades de lenguaje suelen sentirse inseguros cuando deben usarlo de alguna manera ¿qué hay de su ansiedad? A ti seguro que también te importan Germán, Sofía, Marcos,… y muchos ACNEEs que como tus hijos o tus alumnos también tienen un nombre.

El bilingüismo para los ACNEEs, en lugar de acercarles a saber y comprender les aleja de un sistema del cual forman parte. Por ellos, porque me importan, hago esta crítica sin dejar de sentir que también ellos forman parte y que considero que el código y el canal deberían adecuarse a sus características.

Vía: http://simeinvolucrasaprendo.blogspot.com.es/2015/06/como-afecta-el-bilinguismo-los-acnees.html

Canciones infantiles para aprender inglés y francés

Te ofrecemos un listado de canciones infantiles traducidas al inglés o propias de la tradición anglosajona para que puedas enseñar a tus hijos este idioma a través de la música. Los niños aprenderán inglés cantando y bailando.

El aprendizaje de un segundo idioma puede empezar desde la cuna y debe empezar de la misma manera que el primero: el primer contacto es auditivo.

Te ofrecemos las canciones en inglés de diferentes temáticas, desde las clásicas conocidas por todos hasta algunas que incluyen coreografía o pretenden además educar a los más pequeños.

Canciones infantiles para aprender inglés

Canciones infantiles en inglés

Aprender inglés es un reto que normalmente agrada a todos ellos, siempre que no les haga distintos de los demás, y que mejor forma que hacerlo con divertidas canciones infantiles.

Canciones en inglés para bailar

Canciones en inglés para bailar

Canciones en inglés para aprender

Canciones en inglés para aprender

Canciones tradicionales en inglés

Canciones tradicionales en inglés

Canciones en inglés de animales

Canciones en inglés de animales

Villancicos en inglés

Villancicos en inglés

Canciones para bebés

Canciones para bebés

Las canciones infantiles más populares para niños y bebés

Canciones de siempre

Canciones de siempre

Karaoke del oso Traposo

Karaoke del oso Traposo

Canciones cortas

Canciones cortas

Canciones para bailar

Canciones para bailar

Canciones infantiles de Traposo

Canciones infantiles de Traposo

Canciones de animales

Canciones de animales

Canciones de cuna

Canciones de cuna

Canciones de Navidad

Canciones de Navidad

Canciones sobre papás

Canciones sobre papás

Canciones sobre mamás

Canciones sobre mamás

Canciones de regazo

Canciones de regazo

Canciones de la escuela

Canciones de la escuela

Canciones en inglés

Canciones en inglés

Canciones en francés

Canciones en francés

 

Vía: http://www.guiainfantil.com/articulos/ocio/canciones-infantiles/canciones-en-ingles-para-los-ninos/

Javier, el Erasmus sordociego que aprendió inglés en 56 horas

 

  • Javier, de 25 años, pasó de no salir de casa y dejar los estudios hace 10 años a vivir hoy en Londres
  • “Hace un año no sabía pronunciar ‘I’m fine’ (Estoy bien)”, explica

CLAVES
-SU VIAJE: el 1 de septiembre llegó a Londres para estudiar tres meses en la Regent’s University London.
-SU CARRERA: Estudiante de sobresaliente de la Autónoma de Madrid, cursa un grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas.
-SU MÉRITO: al quedarse sordociego dejó el colegio. Dos años después, gracias a la ONCE, retomó sus estudios…


El extraterrestre Gurb sobrevive en Barcelona gracias a su habilidad para adoptar el aspecto que le plazca. Javier, de 25 años, no tiene superpoderes como el protagonista de su libro favorito. Pero pasó de no salir de casa y dejar los estudios hace 10 años a vivir hoy a 1.265 kilómetros de casa. La distancia que hay entre Madrid y Londres. Allí cursará parte del sexto año de su doble carrera en Derecho y Administración y Dirección de Empresas. El joven español es el primer Erasmus sordociego deEuropa. Único en su clase. Como el peculiar alienígena de la novela de Eduardo Mendoza.

Pero el viaje de Javier García Pajares empieza mucho antes. Lejos del aeropuerto de Barajas, en Plasencia [Extremadura]. A los 14 años pierde la audición. A los 15 deja de ver. Desde entonces su vida ha sido una carrera de obstáculos. Responder a la docena de preguntas que le envía Crónica le toma no menos de cinco horas. Sólo después de que una línea Braille conectada a su computador convierte el texto en lenguaje que puede leer con sus manos, es capaz de teclear sus respuestas. Para comunicarse, además del Braille, aprendió el alfabeto dactilológico en palma y mecanografía. Su refugio en la capital británica es una habitación -chimenea incluida y adaptado a sus necesidades- en la residencia de la Regent’s University London (RUL). Una universidad ubicada en el icónico parque con el que comparte el nombre. Cuenta Javier que “le basta abrir la ventana para sentir los arbustos del jardín con sus manos”.

Desde que llegó el jueves 1 de septiembre ha paseado por los alrededores del parque y del campus. Ha memorizado el camino al supermercado más cercano y al gimnasio. En sus andares por las calles londinenses ha saboreado ya el tradicional fish and chips. Y lo que le queda todavía por descubrir: el London Eye, el Big Ben, el Palacio de Buckingham…

Acompañando sus pasos está Teresa. Ella es su lazarillo. Sus ojos y oídos en los tres meses y medio que dura su Erasmus. “Lo que más me ha llamado la atención son los autobuses rojos de dos pisos”, confiesa Javier. Y es que su ceguera no es total. Tiene todavía restos visuales en la zona periférica de los ojos, que le permiten ver pero borroso. Por eso también ha notado que hay un lago con patos a escasos metros de su hogar londinense y ha captado de reojo alguna escurridiza ardilla durante sus paseos. “Es genial vivir en Londres rodeado de vegetación y animales”, asegura.

A los tres días de su llegada a la capital británica se aventuró y decidió interactuar solo -sin su lazarillo- en la residencia. Relata Javier que cuando quería comunicarse con alguien [que no sabía el sistema dactilológico], le pedía que escribiese en letras mayúsculas con su dedo índice sobre la palma de su mano. Por ejemplo: H-E-L-L-O. Letra por letra conseguía recibir los mensajes y los contestaba oralmente. Ser sordociego complica el proceso para aplicar al Erasmus. Pero el “cabezón” Javier, como lo describe Lorena Gonzalo sus ojos y oídos en Madrid, es de los que “se empeña en algo y no lo suelta hasta que lo consigue”.

Encontró la universidad adecuada -descartando unas en Italia, Suecia y Austria- y consiguió el financiamiento. Lo siguiente fue aprender inglés sin escuchar. Lo hizo en apenas 56 horas de clase. Así alcanzó el nivel B2 europeo [intermedio alto]. La profesora que le ayudó le enseñó sobre todo pronunciación, porque para él era muy importante poder hablar en inglés y que se le entendiera. “El Erasmus no es sólo estudiar, es convivir con personas de otras culturas y para eso es importante que pueda comunicarme”, expresa el joven español.

Javier ha tenido también días grises. Cuando apenas aparecían los síntomas de su enfermedad no diagnosticada. Los resultados de las audiometrías eran normales y los médicos pensaban que eran problemas de atención. Su sordera no tenía relación con el volumen: “Había dejado de entender el significado de los sonidos”. Así en casa se convirtió en el “chico distraído” y en clase en el “chico marginado”. Dice el joven que en el instituto sufrió acoso por parte de sus compañeros y profesores. Se aisló. Dedicaba sus horas al ordenador o la PlayStation.

Con la ceguera sus problemas se agravaron y durante dos años no asistió a clases. Todo cambió cuando se afilió a la Fundación ONCE. Terminó el bachillerato en Madrid, es un estudiante de sobresaliente en la Autónoma de Madrid… La fundación también le financió el viaje a Londres. Esta semana ya ha cosechado su primer logro. En una salida para tomarse algo con un viejo amigo pudo charlar con dos eslovacos. Los extranjeros se asombraron de su inglés oral. Le entendían perfectamente. “Recordar que hace un año no sabía pronunciar “I’m fine” (Estoy bien) me hace reír ahora”, expresa Javier. Y sin los poderes de Gurb.

GABRIELA BALAREZO

Vía: http://www.elmundo.es/cronica/2016/09/14/57d31315ca47418a148b4630.html

El colegio que no quiere ser bilingüe: “Es muy difícil explicar la fotosíntesis en inglés”

Padres, profesores y dirección de la escuela Palomeras Bajas, en Vallecas, coinciden en su postura contra la enseñanza en dos idiomas tal y como está instaurada en Madrid
Foto: Profesores y padres del colegio Palomeras Bajas. (Foto: M. Z.)
Profesores y padres del colegio Palomeras Bajas. (Foto: M. Z.)

 

El colegio Palomeras Bajas, en Vallecas, es una isla en la marea de centros bilingües que se expande cada año en la Comunidad de Madrid. Casi la mitad de las escuelas públicas ya imparten varias de sus asignaturas en la lengua de Shakespeare, pero este centro, situado en una zona humilde de la capital, alega numerosos motivos para no aceptar el “caramelo envenenado” que creen que es este proyecto educativo con más de diez años de trayectoria.

Las características de su propio alumnado, el impacto que tiene estudiar algunas asignaturas en inglés, así como la segregación que consideran que genera entre los estudiantes, unen a profesores, padres y dirección en la misma postura. Juntos, exhiben orgullosos un cartel sin el extendido ‘Colegio Bilingüe’ que tan común empieza a ser en la región.

 

Discriminados por el inglés

“Cuando se ha debatido el tema entre padres y profesores todos coincidimos en la importancia de conocer otra lengua, pero creemos que esta forma no es la adecuada, es agresiva y muy dañina para un grupo muy importante del alumnado”, asegura Inma Cañas, profesora de inglés con 19 años de experiencia en este centro.

Un padre entra con su hijo en el colegio. (Foto: M. Z.)
Un padre entra con su hijo en el colegio. (Foto: M. Z.)

Tal y como explica la directora, Natalia Gómez, el colegio cuenta con un grupo de etnia gitana entre su población estudiantil, algo muy común en la zona, así como una treintena de alumnos con necesidades especiales: “Son niños que ya tienen cierta dificultad para adquirir los conocimientos, y hacerlo en ingles es ponérselo más difícil”.

Pero según padres y profesores, no solo los alumnos con necesidades especiales o de etnias minoritarias tienen más dificultades para aprender en este idioma. Todos coinciden en que en una misma clase hay ‘alumnos de todo tipo’. “Cada familia es diferente y tenemos hijos con ritmos y necesidades distintas”, explica Javier Arcediano, presidente del AMPA.

Veíamos que en primero de primaria ya se estaba sintiendo incapaz y eso como madre es un sufrimiento atroz

Eva Bajo es una madre del centro con dos niños que este año cursarán 2º y 4º de primaria. Antes de pasar por Palomeras Bajas, inscribió a su hija mayor en un colegio bilingüe, según explica, “fruto del engaño por el que han pasado muchas familias”. Las consecuencias en la autoestima que mostraba por no poder seguir el ritmo la llevaron a sacarla del centro: “Me decía cosas como: ‘Mamá, ojalá hubiera nacido sabiendo inglés, mis compañeros entienden, pero yo no’. Veíamos que en primero de primaria ya se estaba sintiendo incapaz, que pensaba que había hecho algo mal, y eso como madre es un sufrimiento atroz, sobre todo porque es mentira, con solo seis años tienes toda la vida para aprender”. Esther Muñoz, otra de las profesoras del centro, explica que en esos casos la consecuencia puede ser justamente la contraria a la que se quiere conseguir: “Repercute en su autoestima y aprenden a una edad cada vez más temprana a odiar el inglés”.

Conocimiento del Medio, el talón de Aquiles

Según la legislación, los centros de Educación Primaria deben impartir al menos un 30% de las horas lectivas en lengua inglesa “con carácter preferente el área de Ciencias de la Naturaleza”. Sin embargo, se ha demostrado que hacerlo en este idioma tiene consecuencias en su aprendizaje. En un estudio realizado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) en 2013, se constató que aquellos alumnos de centros con dos idiomas tenían peores calificaciones en esta área que los que habían estudiado en un no bilingüe. Como referencia tomaron la prueba de 6º de primaria que realizan todos los centros de la Comunidad en castellano.

No se puede ayudar a los alumnos a mejorar un aspecto de su conocimiento machacando otros

“El área de Conocimiento del Medio es riquísima para el desarrollo de toda su lengua materna: el aprender a sintetizar, esquematizar, redactar, debatir una idea con los compañeros… Todo eso se desarrolla a través de esta asignatura y si lo hacen en inglés lo pierden”, considera la profesora Inma sobre esta materia que interesa especialmente a los niños porque les explica su entorno más cercano. “No se puede intentar ayudar a los alumnos a mejorar una determinada área de su conocimiento a costa de machacar otros”, añade en referencia al uso del inglés.

“Los libros de Conocimiento en inglés están llenos de frases estereotipadas: frase-sujeto-predicado. No hay argumentación, y eso sin duda empobrece”, considera Eva basándose en su experiencia antes de cambiar a su hija de colegio.

Ante la dificultad de adquirir conceptos como la gravedad, la prehistoria o el sistema nervioso en un idioma extranjero, muchos niños deben recurrir a laayuda de sus padres para entender la asignatura, un motivo que también echa para atrás a los miembros de Palomeras Bajas porque condiciona el aprendizaje a un elemento externo a la educación reglada: “Yo puedo saber inglés, pero me costaría explicar la fotosíntesis a mi hijo”, cuenta Javier.

Patio del colegio Palomeras Bajas. (Foto: M. Z.)
Patio del colegio Palomeras Bajas. (Foto: M. Z.)

Rodeados de bilingüismo

En la actualidad existen casi 800 centros públicos de primaria en la Comunidad de Madrid, de los cuales 359, casi la mitad, se han unido al proyecto bilingüe. En el caso de los institutos la proporción es menor: de 315, solo 135 enseñan en dos idiomas. Es decir, en los once años de proyecto (se puso en marcha en el curso 2005/2006 con 26 colegios), de media unos 45 centros han colgado cada periodo lectivo el cartel que les acredita para la enseñanza en inglés.

Desde las coloreadas vallas del Palomeras Bajas ven cómo poco a poco los colegios de la zona se suman al que fue el ‘proyecto estrella’ de Esperanza Aguirre durante su presidencia de la Comunidad. Según denuncian, el programa educativo está generando dos redes de colegios, que conllevan una segregación del alumnado. Mientras que los estudiantes con mejores habilidades o predisposición a aprender en otro idioma se quedan en los centros bilingües, los “no capaces” se ven relegados a abandonarlos y buscar alternativas en la educación convencional. “Está generando una discriminación social que si se hiciera de otra manera, la sociedad la habría rechazado totalmente, pero así está quedando muy camuflada”, apunta Esther. “Va en contra del espíritu de la escuela pública donde debemos entrar todos”, añade Eva.

Según lo que ven en su entorno, esto provoca, además, que los colegios que enseñan en un solo idioma estén perdiendo en el nivel y cantidad de su alumnado, lo que los obliga a unirse al proyecto para no sufrir recortes y ser más atractivos para las familias. De hecho, recientemente han visto cómo un colegio cercano ha acabado cediendo a ‘pasarse de bando’ por ese motivo: “Estaba perdiendo solicitudes por tener colegios bilingües cerca y ya le habían quitado uno de los grupos por curso que tenía”, explica Javier, quien no teme que pase lo mismo con el colegio de sus hijos por contar con un proyecto propio basado en la enseñanza individualizada “que lo hace atractivo”.

‘Chantajes’ para cambiar su postura

Cartel que exhiben los colegio bilingües en Madrid
Cartel que exhiben los colegio bilingües en Madrid

La Comunidad de Madrid les ha propuesto en varias ocasiones que se incorporen a la enseñanza en dos idiomas a cambio de otras ‘concesiones’: “La administración nos bombardea de forma periódica. Nos convoca a reuniones para motivar al claustro y las familias para que elijan esa opción. Y además chantajean diciendo, por ejemplo, que tendremos más profesorado de apoyo”, explica Inma, que ha sido miembro de la dirección en el pasado.

Ante su inamovible postura, están viendo cómo se les niegan otras cuestiones necesarias para el centro: “Te dicen que no hay dinero, pero resulta que para otros centros sí lo hay, es una excusa. Si a nosotros han tardado diez años en pintarnos el centro, en otros han tardado cinco”, explica Esther. Como prueba más palpable, tienen aprobada la construcción de un gimnasio desde hace diez años pero sin construir por falta de presupuesto, aunque otros de la zona sí lo han obtenido. “Si eres díscolo y no entras por donde ellos quieren, no cuentes con su ayuda”, cuenta Inma sobre esta y otras cuestiones que les han enfrentado a la Administración en el pasado.

Falta de debate y evaluación

Mientras un año más limpian las aulas y ordenan libros y juguetes para dar la bienvenida al nuevo curso, los miembros de este colegio vallecano ponen la vista en el futuro con cierto pesimismo y resignación, solos en una batalla que casi nadie comparte. “La situación está bastante enquistada, la opinión general sigue siendo que la enseñanza bilingüe es la panacea”, cuenta Inma. “No ha habido ningún tipo de reflexión o evaluación que valore los pros y contras del proyecto”, denuncia Esther.

Por mucho que lo llamen ‘bilingüe’ es falso, es imposible que un niño hable y redacte en inglés igual que en castellano

En su opinión, una buena enseñanza del inglés no va necesariamente ligada al método bilingüe, sobre todo en España, donde la realidad social es que fuera de las horas lectivas no hay una inmersión real en la lengua anglosajona. Apuestan más bien por “mejorar las competencias”, con grupos reducidos que faciliten la interacción e invirtiendo en el profesorado. “Por mucho que lo llamen ‘bilingüe’ es falso, porque la realidad es que es imposible que un niño hable y redacte en inglés igual que en castellano. Hacen falta muchas cosas más y mientras se está perdiendo otro conocimiento”, apunta Javier.

“Hay mucho sufrimiento de familias que se han sentido ‘engañadas’, porque nos lo han vendido como lo mejor. Y todos queremos lo mejor para nuestros hijos”, añade Eva. En su caso, ahora tiene que hacer media hora cada día en coche para llevarle a este centro porque en Vicálvaro, donde reside, solo queda un colegio que no sea bilingüe. Aun así, lo hace “encantada” por el cambio que ha visto en su hija: “Es una niña totalmente diferente, siente que puede, se comunica con los demás, no tiene nada que ver”.

 

Vía: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/educacion/2016-09-10/colegio-no-quiere-ser-bilingue-madrid_1256910/

También en: https://elventano.es/2016/09/colegio-que-no-queria-ser-bilingue-es-muy-dificil-explicar-fotosintesis-en-ingles.html