Tabla de las emociones de Inside Out/Del revés

La película Inside Out (Del Revés en español) muestra cómo funciona la mente de las personas.

Existen 5 personajes que representan cinco emociones y que están en el cuartel general, ayudando a Riley (la niña protagonista) a relacionarse con el mundo. No hay duda de que es un gran recurso didáctico para trabajar las emociones en el aula, en ella se explica de manera muy simple y gráfica cómo se forman los recuerdos, qué recuerdos conservamos, cuáles son los recuerdos esenciales, cómo se forma, cómo cambia y cómo influye en la autoestima, la personalidad de una persona.También explica qué es el subconsciente, los sueños, el pensamiento abstracto, la memoria a largo plazo, la figura del amigo imaginario, la imaginación, la formación de las creencias, la importancia del duelo. (Análisis de Ana Vico, Psicóloga y coach experta en emociones)

Tras ver la película, podemos mostrar a nuestros alumnos que no solo existen las cinco emociones de la película, explicándoles primero cómo sentimos en las distintas etapas de nuestra vida:

  1. Cuando somos bebés, nuestras emociones son muy simples, o estamos tristes o contentos. Por eso al comienzo de la película, cuando Riley es pequeña, en el panel de control sólo están Alegría y Tristeza.

    you
  2. Cuando somos niños, nuevas emociones entran en juego.tablero
  3. Cuando entramos en la adolescencia y edad adulta el panel de control se hace mucho más grande.inside-out-short-riley-first-date-image-emotionsInside-Out-conducira-extraordinario-interior_TINIMA20150518_0693_19Inside-Out-conducira-extraordinario-interior_TINIMA20150518_0692_3

TABLA DE LAS EMOCIONES

La siguiente tabla muestra cómo de las cinco emociones protagonistas de la película, pueden surgir otras muchas cuando trabajan juntas.

posibles-superposicion-emociones

TABLA DE LAS EMOCIONES VACÍA (Descárgatela)

posibles-superposicion-emocionesvacio

Debemos enseñar a nuestros alumnos la importancia de no esconderse ni de huir de las emociones. Hay que mostrarlas todas. Como se muestra en la película, cada emoción es necesaria y requiere su propio espacio.

 

Algunas actividades relacionadas con la película:

Los dibujos animados sí enseñan: Guía didáctica para ver Inside out (Del revés)

Aprovechemos la nueva peli de Pixar, “Del Revés”

 

Vía: http://www.theflippedclassroom.es/tabla-de-las-emociones-de-inside-outdel-reves/

Juego educativo para desarrollar la empatia: Me pongo en tu lugar

Juego educativo para enseñar a los niños y niñas a ponerse en el lugar de los otros y entender otros puntos de vista.

OBJETIVOS

  • Enseñar a los pequeños a ponerse en el lugar de otras personas
  • Desarrollar la empatía
  • Entender otros puntos de vista
  •  Favorecer el desarrollo de las habilidades sociales.

PARTICIPANTES

Niños y niñas de 4 años en adelante. El juego permite trabajar con muchas edades, la complejidad de los personajes estará relacionada con la edad de los niños y niñas.

mas profesionesMATERIALES

  • Tarjetas con diferentes personajes (mamá, papá, abuelo, tendero, cartero, profesora, dentista, conductor, etc.), caja con material para disfrazarnos, tarjetas con diferentes situaciones (en la cola del súper, de compras, en el médico, llamada de teléfono, etc.)

EN QUE CONSISTE EL JUEGO

El juego consiste en ayudar a los niños y niñas a ponerse en el lugar de los otros. Los pequeños jugarán por un rato a ser otra persona, tendrán que vestirse, hablar, moverse y pensar como esa otra persona. De esta forma mediante una sencilla y divertida dinámica les enseñaremos a entender otros puntos de vista, desarrollando su empatía y favoreciendo sus habilidades sociales. Sin darse cuenta estarán poniéndose en el lugar de otros. Aprovechamos en esta dinámica, el valor del juego simbólico y su carácter lúdico para transmitir una valiosa habilidad como es la empatía.

INSTRUCCIONES

Preparación: colocamos las tarjetas con diferentes personajes (papá, mamá, abuelo, profesora, tendero, conductor, hermano, conserje, etc.) boca abajo sobre una mesa y tendremos preparada antes una o varias cajas con material para disfrazarnos (trozos de tela, sombreros, lazos, gafas, pañuelos,  todo lo que se nos pueda ser útil), dejaremos cerca las tarjetas de situación para la segunda parte de la dinámica.

Explicación: Con todo el material preparado, empezamos a explicar a los niños y niñas: Vamos a jugar a un juego que consiste en ponernos en el lugar de otras personas. Repartiremos una tarjeta (boca abajo) a cada uno de los participantes.

Les explicaremos lo siguiente: Cada uno de vosotros tiene una tarjeta, tenéis que mirar la tarjeta y ver el personaje que os ha tocado, sin enseñárselo a los demás. Tenemos que transformarnos en ese personaje, vamos a jugar a ser esa persona que nos ha tocado. Tenéis que pensar muy bien como es esa persona, qué ropa lleva puesta, qué cosas hace, cómo habla, cómo se mueve, qué cosas le gusta hacer, etc. Cuando lo hayáis pensado iréis a la caja de los disfraces y escogeréis aquello que necesitéis para convertiros en esa persona, podéis usar todo lo que querías.

A continuación les dejaremos un tiempo para que se transformen en el personaje correspondiente, cuando todos los participantes se hayan transformado les pediremos que actúen como si fueran su personaje que hablen, que se muevan como él, y que intenten pensar como lo haría esa persona. Pero todavía deben mantener en secreto su identidad.

Comenzaremos ahora con la segunda parte de la dinámica, los niños y niñas ya se han disfrazado y han actuado como su personaje, ya han entrado en contacto con el mismo, ahora tendrán que meterse de lleno en su piel. Para esta parte de la dinámica haremos parejas aleatorias, (para ello por ejemplo podemos anotar números en papeles, cada número lo anotamos dos veces, doblamos todos los papeles y cada participante cogerá un número, las parejas se formarán por aquellos que tengan el mismo número).

Cada pareja tendrá que coger una tarjeta de situación, (en el médico, en la cola del súper, llamada de teléfono, preparando las vacaciones, recogiendo la habitación, de compras. etc.), y sin conocer la identidad del otro, deberán escenificar la situación comportándose como si fueran su personaje. Tenemos que dejarles esto muy claro, “hay que hacer y decir lo que haría la persona en la que nos hemos transformado y no lo que haríamos y diríamos nosotros”.

Celia Rpdríguez Ruiz

FICHAS DE TRABAJO

empatia_001empatia_002

Vía: http://educayaprende.com/juego-educativo-empatia/

Trabajar las emociones

Creo que hay que empezar a trabajar en la escuela, de forma más sistemática ,las emociones… un niño que sabe reconocerlas y expresarlas, es un niño que se supera así mismo y avanza.
Los bloqueos emocionales nos impiden avanzar.
Esto es algo, de lo que voy a llevar a cabo en mi aula.

Lo vi en un artículo sobre Mindfllness y lo trabajaré

Vía: https://www.facebook.com/groups/169111873151859/permalink/1273695396026829/ desde el Grupo facebook Educación Especial: PT y AL. Maestros y Orientadores  María Dolores Falcón Roldán

 

Otra idea sacada del grupo, propuesta por Manu Sanchez Montero:

iSecuencias – Aplicación educativa

Como su nombre ya anticipa, iSECUENCIAS es una app de secuencias. En concreto, contiene 100 secuencias de hábitos de autonomía (lavarse, vestirse), actividades lúdicas (ir al cine o a la montaña) y situaciones típicas del día a día (cruzar la calle, ir a comprar). La app permite trabajar de tres maneras: ordenar la secuencia de imágenes que la componen, escoger un posible final de entre tres opciones y, en algunos casos, escoger cómo se sentirá uno de los personajes de la secuencia para trabajar así las emociones. iSECUENCIAS está a medio camino entre las aplicaciones pensadas para personas con necesidades especiales y los niños en general. Para los primeros puede ser una herramienta de aprendizaje muy adecuada, y de hecho la aplicación ha sido diseñada por un centro especializado en la intervención temprana de niños con autismo. Pero para los segundos, la aplicación puede ser un buen entretenimiento y una manera de repasar buenos hábitos y costumbres, gracias en buena parte a unas imágenes atractivas y claras.

Menú de secuencias
Nada más entrar en la aplicación nos encontramos la imagen de Tatus, personaje principal de la app, con su iPad en la mano. Cuatro iconos nos permiten acceder al manual, ir a la configuración, enviar un mail a un amigo informando de la aplicación y, lo más importante, empezar a practicar con las secuencias.

Practicar
Para cada secuencia, la app nos muestra 3 o 4 imágenes. El objetivo del usuario es colocarlas en orden en la fila de abajo. A diferencia de otras apps de secuencias, no hay limitaciones al respecto: el usuario puede poner las imágenes como quiera.

Cuando se coloca la última imagen, se oye un ruido de tambores. Si no se han colocado las imágenes en el orden correcto, no se oye nada más, la pantalla se oscurece durante un par de segundos y luego el ejercicio vuelve a empezar. Si se han colocado bien, se oyen unos aplausos y aparece una imagen de “premio” de entre un conjunto de 10 posibles.

Luego se muestra un texto descriptivo sobre la secuencia (que también lee una voz) seguido de la pregunta (texto y audio) relacionada con la segunda parte del ejercicio.

La segunda parte del ejercicio puede ser de dos tipos. Todas las secuencias tienen un ejercicio tipo “¿qué pasará ahora?”, y más o menos la mitad tienen uno o dos ejercicios tipo “¿cómo se sentirá él/ella?”. iSECUENCIAS va utilizando uno u otro tipo de ejercicio de forma aleatoria.

En los finales tipo “¿qué pasará ahora?”, se muestra la secuencia previamente bien ordenada junto con tres posibles imágenes finales: la buena, una mala pero relacionada con la secuencia y otra mala tomada de otra secuencia (es decir, un final malo pero fácil de descartar).

Los efectos de una elección equivocada o correcta son los mismos que en el primer ejercicio, con el añadido de que si el usuario se equivoca, al repetir el ejercicio la imagen final correcta parpadeará a modo de ayuda.

En los finales de emociones, lo que nos aparece abajo es un personaje mostrando 2 o 3 emociones básicas (contento, triste, enfadado, asustado o sorprendido). En este caso, lo que hay que hacer es escoger la cara con la emoción asociada a la acción de la secuencia.

Aquí, en caso de error, se repite el ejercicio, pero la imagen con la emoción incorrecta desaparece como una ayuda más (ya que se reducen las opciones).

Configuración
La pantalla de configuración permite escoger el idioma y otros parámetros varios. Así, podemos decidir si queremos que aparezcan los textos descriptivos de las secuencias y se oigan los clips de audio asociados o no, y si queremos que las secuencias aparezcan en orden aleatorio o en el orden preestablecido en la app.

Podemos escoger también qué tipos de ejercicios queremos hacer. Todas las combinaciones son posibles. Así, podemos decidir trabajar sólo las emociones, con lo que nos aparecerán las secuencias ya ordenadas y sólo seleccionaremos emociones.

Más abajo, nos aparece la lista de las 100 secuencias agrupadas en dos niveles de dificultad, de forma que podemos marcarlas/desmarcarlas una a una o por grupos enteros.

Alternativamente, podemos escoger el modo “automático”, en el que podremos definir una serie de criterios de ejercicios a hacer y de dificultad para que iSECUENCIAS seleccione por sí misma las secuencias adecuadas.

Finalmente, si accedemos a la ayuda veremos el manual de la aplicación.

Valoración
Con 100 secuencias y más de 250 ejercicios posibles entre los tres tipos, y la inclusión de imágenes aleatorias en los finales tipo “¿qué pasará ahora?”, iSECUENCIAS destaca a mi entender por la variedad de ejercicios que se pueden hacer. La aplicación da para muchas horas de práctica, y cubre muchos tipos de situaciones, hábitos, actividades, emociones, …

Tanta potencia bruta cuesta de dominar, y me gustaría poder ver las secuencias ordenadas por temas. También, me encantaría que los premios fueran animaciones y que hubiera más. Como casi siempre, es fácil en pensar en mejoras, aunque en cualquier caso la primera versión de iSECUENCIAS ya es una app completa.

Respecto a idiomas, iSECUENCIAS soporta cuatro, pero siempre puede eliminarse el audio y los textos y acompañar al niño guiándole oralmente en cualquier idioma, con lo que la aplicabilidad de la app para otros idiomas es bastante alta.

En suma, una aplicación interesante para que personas con necesidades especiales trabajen hábitos, situaciones de la comunidad, emociones, etc., con la ventaja de estar disponible en español.

-Francesc Sistach

Nota: El autor de este análisis ha participado en el proyecto de desarrollo de esta aplicación.

iSECUENCIAS 1.0.1
iSEQUENCES - Fundación Planeta Imaginario

Compañía:Fundación Planeta Imaginario
Idiomas: Español, catalán, inglés, francés.
Funciones: 100 ejercicios de secuencias de hábitos de autonomía, actividades lúdicas, situaciones típicas del día a día y emociones.
Versiones: Única para iPad
Precio: 2,39€ / 2,99$

 

Vía: http://www.iautism.info/2012/06/02/analisis-isecuencias/

Cómo desactivar berrinches

La palabra berrinche proviene de verraco, que es un cerdo macho, animal muy testarudo que emite berridos. En relación a los niños, la palabra es sencillamente definida como “enojo grande”. Pero es más que eso. Se trata de una conducta que se origina en una  frustración, posee siempre una fuerte carga emocional de una o más emociones (por ejemplo enojo, disgusto, ansiedad, indignación, miedo, vergüenza) y se manifiesta en un comportamiento caracterizado por llanto o lloriqueo, gritos, pataletas y negaciones a cooperar, a guardar silencio o a asentir. También, en un berrinche, el niño suele romper cosas, insultar, arrojarse al suelo, dar golpes y agredir a otros (en casos más graves, a sí mismo).

Los berrinches son comunes en niños de 1 a 3 años, y en algunos casos hasta de 4, cuando todavía no han aprendido a tolerar las frustraciones ni disponen de más recursos expresivos, como puede ser la verbalización de lo que sienten. En estas edades un máximo de 4 rabietas efímeras por día puede ser considerado normal. Luego, en general, los berrinches tienden a disminuir porque el niño aprende a esperar y a manejar estados afectivos intensos. Sin embargo, podemos hacer algo para que los berrinches sean menos frecuentes aún.

En primer lugar es importante saber que el berrinche siempre va dirigido a alguien. Invariablemente se da en presencia de alguien que lo ve y lo oye. En otras palabras, es la persona que le da atención quien mantiene el berrinche. Si no hubiese nadie presente, el niño lloraría hasta que se le pasara la molestia, pero si hay alguien que le dé atención (sea positiva o negativa) el niño exagerará su llanto, haciendo un auténtico berrinche.

Entonces, ¿qué hacer para desactivar un berrinche?

Primer paso: hemos de empatizar con el niño y tratar de averiguar qué le pasa. Si vemos que está bien (no está herido ni nada por el estilo) y sólo ha hecho una simple rabieta infundada y gratuita, es necesario enseñarle, dirigiéndonos a él con actitud calma, cómo queremos que se comporte. Si eso no da resultado y el niño prosigue en una actitud desafiante, podemos seguir con el siguiente paso.

Segundo paso: tratar displicentemente la rabieta (es decir, no darle demasiada atención). Muchas veces dar demasiada atención a este aspecto lo fortalece, se tensa el contexto familiar y el cuadro empeora. Es importantísimo que los padres mantengan la calma y aprendan a tolerar el llanto del niño sin pretender que se disipe en un instante, ya que esta exigencia agrega presión que el niño percibe y expresa. ¡Calma, que tu hijo está bien!

Los padres y tutores deben entender que el crecimiento siempre conlleva frustraciones y dolor, situaciones en las que el niño debe ser contenido por sus seres queridos. Pero también deben entender que eventualmente los niños aprenden a manejar el entorno en beneficio propio. Los caprichos y manipulaciones son verdaderos aprendizajes que los niños realizan a temprana edad. Por ello es crucial aprender a discernir entre dolor sincero y manipulaciones.

Veamos ahora algunos factores que influyen en el aumento de los berrinches. Por un lado, debido a mayores exigencias y presiones laborales y/o económicas, los padres están algo más estresados que unas décadas atrás, con lo cual tienen menos energías para mantenerse firmes ante un berrinche, como también están más proclives a considerar cualquier molestia del niño como berrinche. Por otro lado, la tecnología (video juegos, internet, TV, etc.) y los nuevos hábitos sociales hacen que los tiempos sean cada vez más cortos y crueles, lo cual quita la oportunidad de que, tanto niños como adultos, aprendamos a esperar. Además, la creencia errónea de algunos adultos de que “satisfacer todas las necesidades del niño es darle amor” no deja lugar a que los niños incorporen el tan necesario límite y la tolerancia a la frustración.

Al berrinche casi permanente, caracterizado por caprichos y manipulaciones, le precede una larga historia de un tercero –papá, mamá, abu, etc.− que reforzó este comportamiento prestándole demasiada atención. Esto pudo hacerse simplemente mirando al niño para retarlo cuando tenía una rabieta; o buscando evitarla, satisfaciendo inmediatamente la necesidad (sobreprotección); o bien cediendo por cansancio, por culpas (de no compartir tiempo con ellos, por ejemplo) o por vergüenza (generalmente cuando la familia se encuentra en lugares públicos). De este modo, el niño aprendió muy bien cuál es el comportamiento-llave que abre las puertas de lo que desea. En efecto, los niños toman ventaja de los padres que dudan, titubean o no saben diferenciar el dolor auténtico de las manipulaciones, por lo que tratan de reparar indistintamente ambos.

Entonces, si el berrinche fue co-construido de a dos –o más− a lo largo de un buen tiempo, no pretendamos que este hábito familiar desaparezca de un día para otro. Así como se armó, requiere ser desarmado a lo largo de un período de tiempo considerable, en el que, discerniendo entre dolor auténtico y manipulación/capricho, contengamos el primero y tratemos indiferentemente el segundo.

Luego de un tiempo en esta nueva interacción en la que no se le refuerza el berrinche dándole toda la atención, el niño, quien no tiene un pelo de tonto, comprenderá que le es conveniente expresar sus emociones adecuadamente. Para que esto ocurra te sugiero algunas pautas a tener en cuenta:

  • Recordar los pasos uno y dos: empatizar y –sólo si sigue la rabieta– ejercer un trato displicente hasta que cese el berrinche.
  • Límites claros, firmes y enseñados con paciencia.
  • Evitar explicarle o razonar en el momento en que está en un arranque de ira; esperar a que se calme para hacerlo.
  • Mantener la calma, pues el niño no podrá calmarse si se lo exigimos a los gritos.

Para resumir, se trata de tener un trato displicente ante los berrinches manipulativos, pero muy considerado respecto de los aspectos positivos del niño, tanto como de su dolor auténtico.

Resultado de imagen de berrinche

Extracto del libro “Descubriendo mis emociones y habilidades – 2da Edición” – Lic. Lucas J.J Malaisi

Vía: http://fundacioneducacionemocional.org/como-de-desactivar-berrinches/

“Emodiscovery”, juego online para estudiar las emociones en los niños con autismo

Emodiscovery es parte de un proyecto más amplio cuyo objetivo es estudiar las habilidades de los niños para regular las emociones de otros. El proyecto está particularmente enfocado al análisis de las posibles diferencias en las habilidades de regulación entre los niños con Asperger o Autismo de altas capacidades y niños sin ninguna alteración del desarrollo.

Con el respaldo del Banco Santander, este proyecto desarrollado por Científicos de la Universidad de Plymouth (Reino Unido), en colaboración con Autismo Ávila, tiene como objetivos:

  • Ver qué estrategias utilizan los niño/as frecuentemente para cambiar las emociones de los otros
  • Evaluar si existen diferencias en las estrategias que utilizan los niño/as en función de la emoción que sienta la otra persona o de la edad o sexo del niño/a
  • Estudiar si los niño/as con Asperger o Autismo de altas capacidades usan estrategias diferentes a los niño/as sin ninguna alteración del desarrollo
  • Evaluar si los niño/as con Déficit de Atención con Hiperactividad usan estrategias diferentes a los niño/as sin ninguna alteración del desarrollo
  • Examinar si los niño/as se benefician del entrenamiento a través de la aplicación y aprenden nuevas estrategias para cambiar las emociones de los demás
  • Estudiar posibles diferencias culturales asociadas al uso de estrategias de regulación emocional interpersonal

Emodiscovery es un juego divertido y gratuito para ayudar a los niños (8-12 años) a comprender las emociones de los otros. La app tiene como objetivo enseñar y entrenar las habilidades de los niños para regular las emociones de otras personas, a través de interacciones simuladas entre el usuario y un agente virtual.

Para jugar es necesario crear una cuenta que contendrá el perfil personal y los datos de acceso de cada niño jugador.

En el juego, los jugadores asumen el papel de un personaje al que se le presentan diferentes situaciones emocionales y han de identificar la respuesta más adecuada. Entre estas situaciones se incluyen sentimientos de felicidad, tristeza, ansiedad y miedo, y los jugadores solo pueden avanzar de nivel si contestan correctamente una serie de preguntas de opción múltiple. Así se abre la oportunidad para que los padres y tutores debatan con los más pequeños sobre sus respuestas y las analicen juntos.

La app es también una herramienta de investigación que permite conocer más acerca de cómo los niños intentan hacer que otros se sientan mejor.

Más información. Diario El Economista y web Emodiscovery

Vía: http://www.surestea.org/emodiscovery-juego-online-para-estudiar-las-emociones-en-los-ninos-con-autismo/