10 Apps para organizar el Aprendizaje por Proyectos

Hay una variedad de formas de apoyar a nuestro alumnado en el aprendiaje basado en proyectos, como organizar espacios digitales de aprendizaje para facilitar la colaboración y la gestión de los proyectos. Aquí 10 apps para apoyarte a ti y a tus estudiantes en estas tareas, para Android y iPad

abp aprendizaje basado proyectos problemas
1. App: OmniFocus
Plataforma: iOS
OnmiFocus es una aplicación CARA (39.99€) – las cosas como son – y, además, no está disponible para Android; es posible que quizás, al menos, como profesor/a, te convenga: notas de voz, imágenes adjuntas, ubicaciones, tareas integradas…
2. App: GoodReader
Plataforma: iOS
Esta app para iOs cuesta unos 5€ y sirve para leer y editar casi cualquier tipo de archivo.
 
3. App: Any.DO To-do List & Task List
Plataforma: Android y iOS
Ambas listas de tareas, para Android y para iOs, son gratuitas.
4. App: Penultimate
Plataforma: iOS
Un blog de notas gratuito: permite guardar y compartir cada nota, e integrarla fácilmente en Evernote
 
5. App: Evernote
Plataforma: Android y iOS
Es tan obvia su utilidad que sobran las palabras: puedes crear carpetas (cuadernos) para cada proyecto, las notas integran voz, video, capturas de páginas web, texto (claro), … No tiene desperdicio, es gratuita y cada vez se usa más.
6. App: Edmodo
Plataforma: Android y iOS
EdModo es una mezcla entre LMS y Red Social tipo Facebook cuyo potencial en Educación formal es más que ENORME: si te cuesta imaginártelo, piensa en una fusión entre Moodle y el muro de Facebook… ¡Casi nada!
7. App: Schoology
Plataforma: Android y iOS
Es un sistema de gestión de aprendizaje LMS similar a EdModo
8. App: Index Card 
Plataforma: iOS
Captura, organiza y comparte tus ideas y notas breves a través de tarjetas de colores… La clave es la organización. Cuesta unos 5€ pero (ahora sí que lo digo) merece la pena la inversión.
9. App: Google+
Plataforma: Android y iOS
Google + no es la Red Social más extendida en España e Iberoamérica pero, para nuestros fines, quizás sea la mejor: nos permite intercambiar mensajes, ideas, compartir archivos, configurar comunidades (verdaderamente) privadas y es más segura para nuestros datos personales.
10. App: YouTube
Plataforma: Android e iOS (accesible a través de Safari Web Browser)
Es una herramienta excelente en todas sus versiones, ideal para compartir materiales multimedia y para descubrir muchísimos videos interesantes de uso didáctico.

Vía: http://www.escuela20.com/aprendizaje-basado-proyectos/articulos-y-actualidad/10-apps-para-organizar-el-aprendizaje-por-proyectos_3292_42_4868_0_1_in.html

Cómo motivar a niños que pierden el interés por aprender

Muchos padres están preocupados porque sus hijos no hacen las tareas, no prestan atención en clase, no tienen ningún interés en sacar buenas notas. Parece que a sus hijos, todo lo que tiene que ver con los estudios les resulta indiferente y se muestran apáticos, con desánimo y desinteresados.

Una de las herramientas más importantes que los padres pueden utilizar para ayudarles es la motivación. Cuando un niño está motivado encuentra sentido a lo que hace.

Causas de desmotivación de los niños en el colegio

Niño desmotivado

Pero, ¿Qué es la motivación? Son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Podemos encontrar diferentes tipos de motivación o desmotivación, cuando se pierde alguna de estas motivaciones:

1. Motivación intrínseca: Cuando la persona realiza una actividad por sí misma, sin que haya incentivos externos. Se realiza por placer, por curiosidad, etc.

2. Motivación extrínseca: Cuando lo que atrae a la persona no es la acción en sí misma, sino lo que recibe a cambio de realizarla. La persona se mueve por factores externos como pueden ser el dinero, los regalos, o en el caso de los niños las pegatinas.

3. Motivación positiva: Representa las razones por las que se desea alcanzar una meta

4. Motivación negativa: Representa las razones por las que NO se desea lograr una meta.

La motivación es la clave del aprendizaje. Es fundamental trabajarla desde casa y, así, la puedan ir desarrollando a partir de actividades cotidianas como: recoger los juguetes,vestirse, poner la mesa, etc. O desde las actividades que supongan un reto como: montar en bici, patinar o nadar

Consejos para motivarles en casa

Puede que el problema no sea la falta de motivación. Muchas veces nos centramos en eso pero lo que ocurre es otra cosa, como por ejemplo: una dificultad de aprendizaje,un conflicto personal con la profesora, problemas con los amigos, se aburren en clase porque les parece muy fácil, etc. ¿Qué podemos hacer para que no pierdan el interés por aprender?

1. Planear objetivos de corto a largo plazo: Los objetivos son muy buenos motivadores cuando se cumplen. Los mejores objetivos para marcar a los niños pequeños son aquellos de corto plazo que se puedan cumplir en un periodo corto. Para ello, los padres deben sugerir tareas como limpiar sus juguetes o sacar la basura.A medida que los niños se vayan haciendo más mayores habrá que incentivarles para que busquen objetivos a largo plazo.

2. Los objetivos, mejor si son específicos: Los objetivos más concretos pueden ser medidos. Los logros concretos dan a los hijos razones para estar más motivados.

3. Sentido de la competencia: En su justa medida puede ser el motivador más importante. La razón para fijarse metas debe ser para que el pequeño aprenda a que puede lograr todo lo que uno se proponga.

4. Utilizar un lenguaje positivo y alentador: No es lo mismo elogiar el trabajo de su hijo que alentarlo. Cuando elogiamos lo hacemos por el triunfo logrado, sin embargo cuando alentamos reconocemos el gran esfuerzo que está haciendo.

Consejos para motivar a los niños en el colegio

1. Exponer los logros del pequeño: Que escoja dos o tres de los trabajos que haya hecho en el colegio y que más le gusten para ponerlos en la nevera, o colgarlos en su cuarto. Pueden ser dibujos, trabajo de matemáticas, dictados, etc….

2. Hablar del colegio de manera regular: Debemos dar la oportunidad cotidiana de que el niño comparta sus experiencias en la escuela con los adultos.

3. A medida que el niño aprenda y mejore en el colegio hemos de comparar sus trabajos de hoy en día con los del pasado para que vea el progreso que está teniendo y se sienta orgulloso

4. Cuidado con las expectativas: A veces se da la situación en la que los padres e incluso los hijos tienen expectativas muy altas. Esto puede ser contraproducente ya que hará que muchos niños no intenten hacer las cosas por miedo al fracaso.

5. Reforzar el estilo de aprendizaje que mejor realice: Gracias a las inteligencias múltiples, los niños aprenden de distintas formas, leyendo, escribiendo, repitiendo, experimentando. Debemos definir cuál es el estilo de aprendizaje de nuestro hijo y reforzarlo dando oportunidades en la que pueda desempeñar su potencial al máximo

 

Vía: http://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/aprendizaje/como-motivar-a-ninos-que-pierden-el-interes-por-aprender/

Cómo realizar la prueba Teberosky para evaluar el proceso de aprendizaje de la lectoescritura

El lenguaje surge en el ser humano como medio de comunicación, pero luego se convierte en un medio para adquirir conocimiento. El lenguaje posibilita la construcción del pensamiento y su estructuración, de manera que dominarlo es fundamental para construir el aprendizaje.
El aprendizaje de la lectoescritura se convierte así en uno de los principales retos de la escuela. Son diversos los métodos que se usan en las aulas para enseñar a nuestros alumnos. Los docentes hemos de entender el aprendizaje de la lectoescritura como un proceso interactivo en el que se considera el papel activo del niño y la niña con capacidad de reflexionar y buscar significado de las ideas y del pensamiento. Así en el modelo de aprendizaje que presentamos resalta la capacidad y la necesidad del alumnado de pensar sobre lo que lee y escribe. Y nuestro papel como maestros es acompañarlos en este aprendizaje facilitándoles la comprensión de la realidad mediante la educación del pensamiento.
Cuando los pequeños llegan a la escuela los maestros que los recibimos debemos averiguar los conocimientos que han ido adquiriendo sobre el lenguaje, sus conocimientos previos,¿qué saben los niños y las niñas sobre lenguaje?
Los alumnos llegan a la escuela con un amplio bagaje de conocimientos sobre la lengua y los hechos linguísticos aunque no conozcan los significados convencionales de estos conceptos. En su competencia verbal queda patente como se construye sucesivamente el conocimiento sobre las palabras, las sílabas y las letras muchas veces sin que se produzca una enseñanza explícita de estos aspectos y siempre vinculando al significado y al uso de los niños hace en distintas situaciones comunicativas. Es a partir de estos conocimientos que empezaremos a construir el aprendizaje y adquisición del proceso de la lectoescritura. Pero antes averiguaremos en que nivel o etapa se encuentra cada uno de nuestros alumnos.
En la evolución de la lectoescritura nos encontramos con una serie de etapas que debemos conocer para saber dónde se encuentra cada escolar y así poder planificar basándonos en su nivel inicial de conocimientos, planteando actividades que permite confrontar aquello que saben con el nuevo contenido.
El lenguaje surge en el ser humano como medio de comunicación, pero luego se convierte en un medio para adquirir conocimiento. El lenguaje posibilita la construcción del pensamiento y su estructuración, de manera que dominarlo es fundamental para construir el aprendizaje.

Las investigaciones hechas por Teberosky y Ferreiro sobre el desarrollo de la escritura infantil, distinguen varias etapas:
1ª) Etapa de escritura indiferenciada: los niños no distinguen las grafías de los dibujos. (Harán el mismo garabato para dibujar algo que para escribirlo)
2ª) Etapa de escritura diferenciada: imitan las letras que ven, copiando de un modelo, pero sin tener conciencia real de lo que escriben.
3ª) Etapa silábica: comienzan a establecer relaciones entre el sonido de las palabras y su grafismo. Identifican la sílaba, pero suelen representarla con una sola letra (normalmente vocales, que para ellos tienen mayor sonoridad)
4ª) Etapa silábico-alfabética: establecen correspondencias entre las sílabas y lo que escriben, pero no son capaces de segmentar todos los elementos sonoros de la palabra, lo que hace que dejen sin escribir algunas letras.
5ª) Etapa alfabética: reconocen una correspondencia alfabética a cada sonido de la palabra, tanto consonantes como vocales, aunque deberán aprender todavía la ortografía correcta.

Para poder conocer el momento en que se encuentra cada niño y poder adecuar los instrumentos de trabajo de los maestros y maestros a las necesidades de su alumnado aconsejamos pasar una prueba cada trimestre, que nos puede servir de evaluación inicial, formativa y sumativa.
Es necesario no olvidar que la pauta que presentamos permite establecer el nivel de cada niño el conocimiento del sistema alfabético y su relación con el oral.

CÓMO REALIZAR LA PRUEBA TEBEROSKY
La prueba es individual. Se da un papel y un lápiz a cada niño, se le dice que escriba su nombre y se le dictan unas palabras. Debemos llevarla a cabo en  un ambiente relajado donde el niño se encuentre cómodo (si se ponen nerviosos pueden bloquearse y no podemos hacer una valoración correcta).

La dificultad de las palabras será progresiva:

Una palabra de una sílaba (por ej: sol)
Una palabra de dos sílabas (por ej: gato)
Una palabra de tres sílabas (por ej: manzana)
Una palabra de cuatro sílabas (por ej: elefante)
Una frase que tenga una de las palabras dictadas anteriormente (por ej: El gato hace miau).

Una vez que ha acabado de escribirlas, le pedimos que las lea guiándose con el dedo si es necesario. A continuación recogeremos los resultados en una plantilla en la que estarán reflejados los nombres de los niños en la columna vertical y las etapas de la adquisición del proceso de la lectoescritura en la horizontal. Estas etapas se concretarán de la siguiente manera en la plantilla:

Etapa  Presilábica (dividida en tres subetapas:  Dibujo, Escritura Indiferenciada y Escritura Diferenciada), Etapa Silábica, Etapa Silábica-Alfabética y, finalmente, Etapa Alfabética.

Marcaremos el momento exacto en el que se encuentra el alumno teniendo en cuenta la prueba realizada. Si utilizamos la misma plantilla y diversos colores para las diversas evaluaciones que vayamos realizando durante un espacio de tiempo podremos ver la evolución de los alumnos de manera rápida.

Conocer el momento del proceso en el que estén nuestros alumnos nos ayudará a planificar y preparar actividades adecuadas que sean motivadoras y les hagan avanzar en este proceso de manera significativa y eficaz.

Vía: http://actividadesinfantil.com/archives/10438

15 documentos imprescindibles para alumnos que trabajan por proyectos

El proyecto EDIA recopila recursos que los alumnos necesitarán en distintas fases del trabajo por proyectos. También incluye otro elemento esencial: la autoevaluación del propio profesor.

Los recursos facilitan el desarrollo de aspectos esenciales en la metodología ABP como la planificación del trabajo en equipo, la revisión del proceso de aprendizaje y la evaluación final del proyecto.

Estos documentos forman parte de los REA del #proyectoEDIA para Primaria y Secundaria. Los materiales pueden ser consultados directamente o bien descargados e imprimidos. Si deseamos modificar alguno, solo tendremos que abrirlo y hacer los cambios necesarios.

Los alumnos pueden consultar y utilizar los documentos a medida que desarrollan su proyecto y siguiendo los hitos fundamentales de cualquier trabajo basado en ABP: organización de los equipos de aula, planificación de tareas y actividades, revisión del trabajo realizado  y evaluación final del proyecto.

Al acabar el proyecto, el profesor analiza el desarrollo del trabajo que había propuesto e incorpora su análisis al de los alumnos.

Origen: 15 documentos imprescindibles para alumnos que trabajan por proyectos

Máquina de sumar

Esta idea tan genial se trata de una máquina para sumar, fabricada con materiales muy sencillos y  que puede facilitar mucho el aprendizaje de este concepto matemático fundamental en la educación de nuestros niños y niñas.

La base es una caja. Con la pistola de silicona pegué el codo y la T de pvc (fácil de conseguir en una ferretería), encima le acoplé dos vasitos de plástico para que me cupiesen los cuadraditos (que reciclé de una pizarra veleda) donde escribir los números que tenemos que sumar. El resultado cae dentro de una cajita de té que forré con cinta adhesiva roja. El símbolo de sumar y de igual están hechos con jumping clay, que una vez seco queda muy amorosito. Las letritas con de madera y las pegué con la pistola de silicona. Para remate le acoplé al lado izquierdo una caja de azucareros (también forrada con cinta roja) para guardar las bolitas que usamos para contar.

Resultado:

IMG_1824IMG_1823IMG_1822

Y otras máquinas de sumar:

maquina de sumar (9)

maquina de sumar (10)

maquina de sumar (11)

maquina de sumar (12)

Vía: http://tresmariposasdepapel.es/nuestra-maquina-de-sumar/

http://www.imageneseducativas.com/la-maquina-de-sumar/

http://www.imageneseducativas.com/nuevas-maquinas-para-aprender-sumar/