Estrategia metodológica para realizar diferentes órdenes en una misma tarea

Hoy os presento una nueva estrategia metodológica que he estado probando en rincón teach que utilizo con un alumno con TEA, encaminada a favorecer el trabajo con autonomía, y la verdad que en tan sólo unos días de su puesta en práctica está dando unos excelentes resultados, ya el alumno es capaz de colocarse el material él solo. 
Sirve para cuando queremos por ejemplo que repasen las grafías de letras y números primero con lápiz y luego con rotulador (en este caso habría que poner sólo dos pasos), o en este caso que presento en las fotografías, el niño está representando la mitad simétrica, puesto que se inicia en la tarea en dibujos cada vez más variados y complejos pues en los sencillos ya lo hace sin ningún tipo de ayuda, realiza un calcado primero con lápiz, luego repasa con rotulador negro y por último colorea con pinturas playcolor.
Como veis en la foto no es nada complejo de preparar, os animo a llevarla a la práctica.
Paso 2 Repasando con rotulador una vez  realizado el paso 1 dibujar con el lápiz

 

Paso 3 pintando

 

Vía: http://recursosdeaudicionylenguaje.blogspot.com.es/2016/05/estrategia-metodologica-para-realizar.html

Nuevo protocolo para menores con déficit de atención e hiperactividad (Castilla La Mancha)

El Gobierno regional ha impulsado un protocolo de actuación conjunta y transversal entre las consejerías de Sanidad, Educación y Bienestar Social, además del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y la Federación de Asociaciones de Ayuda al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

hiperactividad

Entre las aportaciones más relevantes del documento en el ámbito escolar, destaca el papel esencial del profesorado y de los especialistas de la orientación en la detección precoz.

Así lo explicó ayer el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, tras el Consejo de Gobierno abierto celebrado con representantes de la Federación de Asociaciones de Ayuda al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Se trata de uno de los trastornos, ha dicho Felpeto, “de los más frecuentes en infancia y adolescencia y tiene un impacto notable”. Por ello, ha surgido este protocolo como “necesidad de aunar actuaciones y mejorar la coordinación para agilizar y potenciar el seguimiento y garantizar una respuesta integral multidisciplinar“.

A través de este protocolo, si el centro educativo observa dificultades “significativas” en el rendimiento de un alumno, lo ha de comunicar por escrito al orientador. Será éste posteriormente quien evalúe al estudiante y dará cuenta a los familiares.

Si existieran indicadores suficientes, y previa confirmación familiar, se elevaría a médicos de atención primaria y pediatría. En caso de no apreciarse indicadores suficientes para este trastorno pero sí otra posible problemática, se derivaría a servicios sanitarios o especialistas, “como salud mental o neuropediatría”.

Asimismo, Ángel Felpeto ha destacado que este documento otorgará a la unidad de Salud Mental Infarto Juvenil ser la unidad competente para confirmar o no la sospecha ante un caso, que trasladará tanto al pediatra como a los centros educativos.

RECURSOS EN EL PORTAL DE EDUCACIÓN

Además, se colgarán en el Portal de Educación los recursos para que los centros educativos puedan realizar la evaluación y la intervención con el alumnado TDAH, y para la comunidad educativa direcciones de interés y guías de asesoramiento.

Según ha concluido el consejero de Educación, las actuaciones serán evaluadas anualmente por una comisión técnica de seguimiento para posibles “mejoras”.

COMPORTAMIENTOS “EXTREMOS”

Asimismo, a preguntas de los medios, la presidenta de la Federación, Gloria López Ruiz ha explicado que el comportamiento de estos niños es “extremo”, por lo tanto, en casa es “fácil de detectar porque no permite que los niños se desarrollen de manera normal”. Los afectados, ha concluido, “tienen unas elevadas tasas de fracaso escolar y abandono y al final terminan excluidos de la sociedad simplemente por no tener la atención adecuada”.

 

Vía: https://revistaelzoco.com/trastorno-por-deficit-de-atencion-e-hiperactividad/

Trabajar las emociones

Creo que hay que empezar a trabajar en la escuela, de forma más sistemática ,las emociones… un niño que sabe reconocerlas y expresarlas, es un niño que se supera así mismo y avanza.
Los bloqueos emocionales nos impiden avanzar.
Esto es algo, de lo que voy a llevar a cabo en mi aula.

Lo vi en un artículo sobre Mindfllness y lo trabajaré

Vía: https://www.facebook.com/groups/169111873151859/permalink/1273695396026829/ desde el Grupo facebook Educación Especial: PT y AL. Maestros y Orientadores  María Dolores Falcón Roldán

 

Otra idea sacada del grupo, propuesta por Manu Sanchez Montero:

Onicofagia infantil

Muchos niños y niñas sufren de onicofagia. La onicofagia es el hábito de comerse las uñas, se trata de un hábito nervioso muy común que puede tener consecuencias negativas y puede extenderse hasta la edad adulta. Es importante prevenir y evitar este hábito.

¿Qué es la onicofagia?

Algunos niños y niñas tienen la costumbre de morderse las uñas. A menudo les vemos morderse las uñas, parece que no puedan evitarlo. A pesar de los intentos por evitarlo, parece que siempre vuelven al hábito de morder las uñas. El resultado son unas uñas desiguales, que apenas cubren el dedo, heridas en las zonas de las uñas, y en ocasiones problemas bucodentales. Ese hábito de comerse las uñas es conocido como onicofagia.  La onicofagia es el hábito de morderse las uñas. No se trata de ninguna enfermedad, es un hábito nervioso muy común pero que puede resultar complicado de remitir.

¿Por qué algunos niños y niñas se muerden las uñas?

Es importante conocer las razones de este hábito para poder entenderlo y ayudar a los niños y niñas para que dejen de morderse las uñas.

La mayoría de los niños se muerden las uñas en algún momento, pero suelen dejar de hacerlo de manera natural. En estos casos puede ser entendido como parte natural del desarrollo, el niño se muerde las uñas como una extensión de la conducta de chuparse el dedo. Si pasada cierta edad sigue mordiéndose las uñas y este hábito es demasiado intenso con claras consecuencias, podemos estar ante la existencia de un conflicto emocional subyacente que puede dar lugar al hábito.

El hábito de morderse las uñas es un acto que se hace de manera inconsciente y que suele producirse cuando el niño/a se siente nervioso, inseguro o tiene miedo. En algún momento, ante ciertas emociones negativas ha desarrollado el hábito de morderse las uñas. Y el hecho de hacerlo le aporta una aparente y ficticia seguridad, tranquilidad, etc. y no puede evitar de hacerlo en ciertas situaciones.

 onicofagia, morderse las uñas, escuela de padres

¿Cuáles son las consecuencias de morderse las uñas?

Morderse las uñas es un hábito del que podemos creer que no tiene graves consecuencias negativas, aparte de que esta feo o de que estéticamente las uñas aparecen estropeadas, pero tiene consecuencias que van más allá:

  • Consecuencias Físicas. Pueden aparecer diferentes consecuencias físicas, desde la uña estropeada, dedos deformados, problemas bucodentales, hasta infecciones y heridas en los dedos.
  • Consecuencias emocionales. Entre estas consecuencias puede aparecer una baja autoestima, una estrategia de evitación que se generaliza impidiendo afrontar la situación o desarrollar otras estrategias más adaptativas.

¿Cómo podemos ayudarles a que dejen de morderse las uñas?     

  • Analiza las situaciones en las que se muerde las uñas y cuando lo hace con mayor frecuencia. Saber qué tipo de situaciones, emociones o estados emocionales acompañan a esta conducta puede ser una valiosa información que nos permita ayudarles a desarrollar estrategias de afrontamiento más adaptativas.
  • Intenta motivarle para que cambie ese hábito. Para ello establece un plan de premios que refuercen cuando no haga la conducta. Se trata de poner límites asequibles y poco a poco ir eliminando el hábito.
  • Enséñale a hacer una conducta incompatible con el hábito de morderse las uñas. Por ejemplo comer un chicle, usar las manos para algo, etc.
  • Desarrolla técnicas de relajación que le ayuden a relajarse ante situaciones que puedan generar estrés.
  • Trata el problema con naturalidad y no generes tensiones. En su lugar explica la importancia de tener las uñas bien cuidadas y los posibles inconvenientes.
  • Si lo ves necesario consulta con un especialista.

Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga y Pedagoga

Vía: http://educayaprende.com/onicofagia-infantil/