Flipped Classroom y los siete modelos: ¿Con cuál te quedas?

Hoy hablaremos sobre Flipped Classroom,

El Flipped Classroom (FC) es un modelo pedagógico que transfiere el trabajo de determinados procesos de aprendizaje fuera del aula y utiliza el tiempo de clase, junto con la experiencia del docente, para facilitar y potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimientos dentro del aula.

Sin embargo,  “flippear” una clase es mucho más que la edición y distribución de un video. Se trata de un enfoque integral que combina la instrucción directa con métodos constructivistas, el incremento de compromiso e implicación de los estudiantes con el contenido del curso y mejorar su comprensión conceptual. Se trata de un enfoque integral que, cuando se aplica con éxito, apoyará todas las fases de un ciclo de aprendizaje. (Taxonomía de Bloom)

Cuando los docentes diseñan y publican una “en línea”, el tiempo de clase se libera para que se pueda what is the flipped classroomfacilitar la participación de los estudiantes en el aprendizaje activo a través de preguntas, discusiones y actividades aplicadas que fomentan la exploración, la articulación y aplicación de ideas.

Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos profesores de química en Woodland Park High School en Woodland Park Colorado, acuñaron el término “Flipped Classroom”. Bergmann y Sams se dieron cuenta de que los estudiantes frecuentemente perdían algunas clases por determinadas razones (enfermedad, por ejemplo). En un esfuerzo para ayudar a estos alumnos,impulsaron la grabación y distribución de video, pero además, se dieron cuenta que este mismo modelo permite que el profesor centre más la atención en las necesidades individuales de aprendizaje de cada estudiante.

Cuando usamos el término “Flipped Classroom” debemos tener en cuenta que muchos modelos similares de instrucción se han desarrollado bajo otras denominaciones. Instrucción Peer (PI) fue desarrollado por el profesor de Harvard Eric Mazur, e incorpora una técnica denominada ” enseñanza just-in-time” como un elemento complementario al modelo FC. “Enseñanza Just-in-time” permite al profesor  recibir retroalimentación de los estudiantes el día antes de la clase para que él puede preparar estrategias y actividades para centrarse en las deficiencias que puedan existir en los estudiantes en la comprensión del contenido. El modelo de Mazur se centra en gran medida de la comprensión conceptual, y aunque este elemento no es un componente necesario del FC, tiene unas claras y cercanas connotaciones.

En resumen, la innovación educativa que supone este modelo aporta como principales beneficios los siguientes:

  • Permite a los docentes dedicar más tiempo a la atención a la diversidad.
  • Es una oportunidad para que el profesorado pueda compartir información y conocimiento entre sí, con el alumnado, las familias y la comunidad.
  • Proporciona al alumnado la posibilidad de volver a acceder a los mejores contenidos generados o facilitados por sus profesores.
  • Crea un ambiente de aprendizaje colaborativo en el aula.
  • Involucra a las familias desde el inicio del proceso de aprendizaje.

What is the flipped classroom?

Flip teaching (or flipped classroom) is a form of teaching-learning system in which students learn new content online by watching video lectures, usually at home, and what used to be homework (assigned problems) is now done in class with teacher offering more personalized guidance and interaction with students, instead of lecturing. This is also known as backwards classroomreverse instructionflipping the classroom and reverse teaching

Este video nos puede ayudar a entender el modelo Flipped Classroom:

 

A continuación os dejamos lo que nos comparten también en Theflippedclassroom.es :

Tipos de flipped classroom.001

Fuente: theflippedclassroom

El modelo flipped classroom siempre se ha caracterizado por su flexibilidad y versatilidad a la hora de diseñar actividades o tareas con las que pretendemos que nuestros alumnos desarrollen habilidades o destrezas cognitivas de orden superior. Estamos hablando de cambiar la cultura de aula, la cultura de escuela y para ello es necesario un cambio de enfoque, de lentes con las que poder entender mejor el entorno educativo que nos rodea. No obstante, no podemos lanzarnos al vacío a pesar de tener el convencimiento y la predisposición a dicho cambio. Al generar nuevos espacios de aprendizaje debemos cambiar también nuestras actuaciones en el aula. Y es ahí donde nos encontramos con el elemento más importante del modelo: ¿qué hacemos dentro del aula? Se antoja como primordial una formación específica para poder encuadrar el flipped classroom en nuestra metodología de un modo correcto y apropiado.

Tras leer este artículo basado en este otro se vuelve a demostrar con ejemplos concretos y de aula las distintas y variadas formas de poder desarrollar el modelo flipped classroom en nuestras clases. En ellos se recogen siete posibles aplicaciones de la clase inversa que ascienden en modo de complejidad al entrar en escena el desarrollo de competencias más elevadas en los procesos tanto de enseñanza como de aprendizaje. Los tenéis reflejados en este diagrama, con el que pretendo que tengáis una visión general e inmediata de dicha clasificación.
Y tú, ¿con cuál te quedas?

 

Vía: https://www.theflippedclassroom.es/los-siete-modelos-de-flipped-classroom-con-cual-te-quedas/

https://www.theflippedclassroom.es/what-is-innovacion-educativa/

TDAH: «No sabes lo que es que tu hijo te diga a diario: “Mamá, soy el tonto de la clase”»

En España el diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperatividad tarda dos años en llegar

«No sabes lo que es que llegue tu hijo todos los días a casa y te diga: “Mamá, soy el tonto de la clase” y que el día en que le dan las notas te pida salir del colegio corriendo». El sufrimiento de esta madre duró dos largos años y terminó cuando por fin llegó el diagnóstico de su hijo Eduardo: TDAH con predominio de Déficit de Atención. «Es verdad que son niños más inmaduros pero, en general, tienen capacidades normales. Edu es divertido, con una imaginación desbordante, y una vocación de servicio a la sociedad impropia para su edad», asegura Mónica. Ella empezó a sospechar en Intantil. «La profesora ya nos advirtió entonces, y nos invitó a mirarle». El jarro de agua fría llegó en primero de Primaria, cuando el niño empezó a leer, y a tener que estar más tiempo sentado en clase. De la psicóloga del cole pasó al psiquiatra y de ahí, por fin al neurólogo, quien optó por la medicación. «Desde entonces todo va mucho mejor en casa».

En España, desde que un niño muestra síntomas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH),hasta su diagnóstico, suelen pasar dos años. Demasiado tiempo, según César Soutullu, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra y coordinador del Plan de Acción en TDAH (Proyecto PANDAH). Máxime cuando la detección, explica, es fundamental para la prevención, la evolución y el manejo del trastorno. «Sin embargo, y aunque es verdad que se ha mejorado, el diagnóstico sigue siendo tardío en nuestro país, donde la edad está entre los 6 y los 11 años. Debería ser en prescolar, o muy al inicio de la escolarización», advierte este experto.

Cribados en el colegio

Para mejorar este aspecto, el informe que Soutullu coordina propone protocolizar a nivel estatal cribados en centros escolares, centros de salud y población con conductas de riesgo (violencia, consumo de drogas, etc.), además de introducir el TDAH como parte de los controles periódicos actuales de salud infantil. «Detectando a los pacientes antes podemos iniciar también antes el tratamiento multimodal, lo que equivale a tener la oportunidad de mejorar sus capacidades, desarrollo y calidad de vida», apunta este experto.

La detección precoz de este trastorno es importante, continua el doctor Javier Quintero, jefe de Psiquiatría del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, «porque estamos hablando de un trastorno prevalente que supone un factor de riesgo evolutivo, ya que puede ensombrecer el desarrollo de quien lo padece, aumentando algunos riesgos, como el fracaso escolar, el consumo de drogas en la adolescencia o los trastornos emocionales».

«Hacer las cosas bien —prosigue Quintero- es hacerlas antes. Esto implica aumentar las posibilidades de éxito del tratamiento y reducir la aparición de enfermedades o trastornos psiquiátricos asociados, como el trastorno negativista desafiante, de ansiedad, del ánimo, tics, etc. Por tanto, hay un coste de oportunidad muy claro en función del periodo de diagnóstico».

 

Según el Comité Estratégico que ha elaborado el Plan, y que está compuesto por más de 200 expertos, los agentes sociales que deberían intervenir en la línea estratégica de detección serían Educación y Sanidad. Los primeros, por la situación privilegiada que tienen los profesores para observar y valorar la conducta y el funcionamiento cognitivo entre niños de la misma edad y el mismo estadio evolutivo. «Después del hogar, es en los centros educativos donde mayor número de horas pasan los niños. El grado de vinculación que se establece entre el cuerpo docente y los alumnos es fundamental. Los educadores ven a los niños en escenarios que los padres no se pueden imaginar ni compartir», explican.

«Un niño con TDAH no es un niño malcriado o contestón, padece un trastorno. Por eso si es atendido, puede llegar a donde quiera», corrobora Marisa Mariana, presidenta de la Asociación Madrileña de Orientación y Educación y miembro del COPOE (Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España). «El problema está en que necesitamos que además de disminuir la ratio por aula, se ofrezca formación a los profesores para que estos no consideren al niño TDAH como el compañero molesto de la clase».

Centro de salud

Los segundos, por la situación privilegiada que tienen especialmente los pediatras y las enfermeras para detectar durante las revisiones pediátricas de salud cualquier cambio o anomalía en la conducta del niño, su rendimiento escolar, gracias también al grado de confianza y vinculación que pueden llegar a establecer tanto con el niño como con sus padres o tutores legales.

En este sentido, recuerdan, la Academia Americana de Pediatría ya recomienda que sea el pediatra el profesional que inicie la evaluación de un posible TDAHen cualquier niño entre los 4 y los 18 años que presente problemas académicos o de comportamiento. «Es en estos controles donde se pueden sospechar y detectar los casos. Pero para ello es necesario que el pediatra esté formado al respecto y sea capaz de investigar en los ambientes en los que se mueve el paciente: familiar, escolar y social. Es preciso saber si son niños y adolescentes impulsivos, si se accidentan en exceso, si si son capaces de seguir instrucciones de principio a fin, si terminan el trabajo escolar asignado, si sus padres tienen que sentarse a su lado para que hagan los deberes, si suspenden, si a menudo son etiquetados como niños vagos, perezosos, muy movidos, desatentos, soñadores… o como los payasos o los graciosos de la clase. Si son chicos que ya cuentan con un historial previo en gabinetes psicológicos… etc.».

El circuito a seguir

El circuito más sencillo propuesto desde el Comité Estratégico de Pandah sería: Una vez detectado el posible caso en el colegio, este deriva el niño al pediatra de atención primaria (habiendo realizado algunos tests previos de pruebas de inteligencia y de atención). El pediatra tiene entonces que decidir si se trata de un TDAH «simple» e iniciar el correspondiente tratamiento, o si se trata de un TDAH con comorbilidades o dificultades diagnósticas. En el caso de presencia de posibles trastornos del aprendizaje (trastorno del desarrollo de lectoescritura), del lenguaje, o problemas médicos como epilepsia o historia de dificultades en el neurodesarrollo, deriva el niño al neuropediatra.

Otra opción para el pediatra, prosiguen estos expertos, sería derivar al niño al Psiquiatra si no hay ninguna de las características clínicas anteriores, o si hay problemas como conducta negativista desafiante, síntomas de ansiedad, depresión… o dificultades especiales en sus relaciones familiares.

El apoyo económico es otro de los aspectos necesarios para mejorar el abordaje del TDAH. Según estos expertos, se ha demostrado que el tratamiento multimodal es el más efectivo para el trastorno. Pero este tipo de tratamiento, que incluye el farmacológico y el no farmacéutico, como terapia psicólogica y psicopedagógica, debe adaptarse a las necesidades de cada caso. Pero este tipo de tratamiento, señala Fulgencio Madrid, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH), «requiere unos gastos y una dedicación que no todas las familias pueden permitirse, por lo que el apoyo económico sería de gran relevancia para mejorar los niveles de cumplimiento terapéutico y adherencia de los pacientes».

 

Vía: https://www.abc.es/familia/educacion/abci-tdah-no-sabes-hijo-diga-diario-mama-tonto-clase-201603221910_noticia.html

3 aplicaciones interesantes para Educación Especial

http://banana-soft.com/sites/default/files/images/picaa.jpg

 

En banana-soft.com han recopilado 3 aplicaciones muy interesantes para la educación en necesidades especiales:

 

Proyecto AZAHAR – Conjunto de aplicaciones gratuitas y personalizables que permiten a personas con autismo y/o discapacidad intelectual mejorar su comunicación

El Proyecto Azahar se compone de toda una seria de herramientas con pictogramas, imágenes y sonidos, especialmente elaborados para trabajar con niños con autismo o con discapacidad intelectual. Las diferentes aplicaciones nos permitirán ofrecer al alumno herramientas para facilitar la comprensión de ciertos conceptos y el desarrollo de sus capacidades perceptivas y sensoriales.

Proyecto Sígueme – Aplicación gratuita diseñada para potenciar la atención visual y entrenar la adquisición del significado en personas con autismo

Otro proyecto interesante, en este caso específico para niños con autismo. Se trata de Sígueme, una aplicación gratuita que podéis descargar en vuestro móvil, ordenador o tablet para entrenar y potenciar la atención visual y la adquisición de significados en personas autistas.

Picaa – Permite crear contenidos de apoyo para el aprendizaje de alumnos con necesidades especiales

Picaa es un sistema ideado para personas con dificultades de aprendizaje, ya sea TEA (Trastorno del Espectro Autista), TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) o Síndrome de Down. Se pueden crear infinidad de actividades basadas en la exploración, la asociación, puzzles, ordenar y memoria. La encontraréis disponible para iPad.

 

Vía: http://banana-soft.com/3-aplicaciones-interesantes-para-educaci%C3%B3n-especial

Los mejores sistemas de educación alternativa para los niños. Diferencias entre ellos

Te ayudamos a escoger el mejor sistema educativo alternativo de aprendizaje para tu hijo

Que si el sistema Montessori, que no, que mejor el sistema Waldorf… Al final, nos entran dudas. ¿Cuál será el mejor? Aunque la primera pregunta a responder tal vez sea esta otra: ¿los conoces? ¿Sabes en qué se basa cada uno de estos sistemas educativos alternativos? ¿En qué se diferencian?

Te ofrecemos una selección de los principales sistemas educativos de aprendizaje. Buscamos las diferencias y similitudes entre los mejores sistemas de educación alternativa para los niños. Y aquí tienes el resultado.

Analizamos las diferencias entre los mejores sistemas de educación alternativa para los niños

Educación alternativa

Existen muchos tipos de sistemas educativos alternativos al convencional. Algunos presentan similitudes pero también algunas diferencias. Te explicamos en qué se basa cada uno de ellos y qué les diferencia del resto. Tal vez así podrás reflexionar sobre cuál prefieres para la educación de tu hijo. Aquí los tienes: estos son los mejores sistemas de educación alternativa para los niños, con sus pros y sus contras:

1. Sistema educativo Montessori: Sistema educativo muy seguido en todo el mundo. Lo creó la pedagoga italiana María Montessori, y se basa en el aprendizaje como algo atractivo y divertido a través del juego y el respeto de las individualidades y el ritmo de aprendizaje de cada niño. El protagonista del aprendizaje es el niño, y para que pueda aprender se utilizan métodos didácticos. ¿Sus pilares básicos?: autonomía del niño, libertad, derecho a elegir, autodisciplina y desarrollo de la voluntad.

2. Método constructivista: La cuestión no es que el niño aprenda todo de memoria, sino que aprenda a utilizar las diferentes herramientas educativas de las que dispone para utilizar los conocimientos que necesita para enfrentarse a la vida. Es un método de aprendizaje muy práctico.

3. Método Waldorf: Se trata de un sistema educativo creado por el filósofo suizo Rudolf Steiner. La verdad es que comparte muchas similitudes con el método Montessori, en el sentido de que se busca formar a los niños para que en un futuro puedan renovar la sociedad. Para ello, el foco está en cada niño, en sus habilidades y creatividad y en cómo pueden utilizarlas por el bien global de la sociedad. No existe la presión de los exámenes y las notas y se busca potenciar las habilidades individuales sin olvidar favorecer el trabajo en equipo.

4. Pedagogía Pikler: La filosofía Pikler se basa en la independencia y autonomía del niño, desde muy pequeño. Se nutre de la teoría de apego, de la filosofía Montessori y en gran parte también del constructivismo. Para que los niños consigan lograr sus metas, aseguran, necesita ser autónomo, pero para ello, necesita a su vez mucho afecto y un fuerte apego con las personas que le rodean, le cuidan y le educan.

5. Escuelas democráticas: ¡Fuera jerarquías! Los profesores no son más que los niños y las decisiones se toman entre todos.  En estas escuelas se incentiva la curiosidad de los niños por aprender y se deja que sean ellos los que decidan qué quieren aprender y cuándo. Sus formas de trabajo se basan en los principios democráticos. No existen calificaciones pero sí castigos. Cuando alguien hace algo mal, el resto de niños se reúnen en asamblea para debatir una posible solución. Si no la encuentran, se puede establecer un ‘castigo’.

6. Sistema Amara Berri: Basado en la experimentación, el sistema educativo Amara Berri (San Sebastián, España) apuesta por un modelo educativo práctico, y menos teórico. Que los niños puedan aprender probando, investigando y analizando. Los profesores no les dan respuestas, sino que les ayudan a encontrarlas. Se respeta el ritmo de aprendizaje de cada niño y se potencia las habilidades de cada uno. Las aulas son lugares prácticos: las matemáticas se aprende formando un mercado, se potencia la expresión oral y el debate, el pensamiento crítico…

7. Escuela libre: Se trata de un sistema educativo totalmente alternativo, que se sitúa fuera de sistema educativo oficial. Se basa en el respeto del ritmo de aprendizaje del niño y en el fomento de la curiosidad, la creatividad y el desarrollo personal. Recogen el relevo de las antiguas escuelas humanistas.

8. Escuela popular Paulo Freire: El creador es un educador brasileño (Paulo Freire) que apuesta por la educación alternativa a la clásica para todos los niños, no sólo para los que pueden pagarla. Su ideal es conseguir niños con pensamiento crítico, favorecer la libertad de pensamiento y la creatividad y por supuesto, conseguir niños más independientes que sientan curiosidad por aprender, que sepan esforzarse y perseverar en la consecución de sus metas. Su sistema educativo (creado en el 2005) busca implicar a los niños en la realidad para que en un futuro puedan cambiar el mundo.

9. Madres de Día: Son una reciente alternativa a las guarderías clásicas. Son personas especializadas en niños (pedagogos, psicólogos infantiles) que presentan un método educativo más cálido y personalizado a bebés de 0 a 3 años. También tienen una titulación de manipulación de alimentos y un curso de primeros auxilios. Reciben en su casa a los niños y les ofrecen un ambiente familiar y una mezcla en sus sistema educativo entre las modalidades de Montessori, Waldorf o Pikler.

10. Filosofía Reggio Emilia: Un sistema educativo que nació en 1945 en el norte de Italia. El nombre se lo da la localidad donde nació: Reggio Emilia, aunque su fundador se llama Loris Malaguzzi . Es tan valorada en todo el mundo, que hasta la propia Universidad de Harvard la estudia como modelo a seguir. ¿Sus principios básicos? El niño es protagonista. El educador es sólo un compañero en su camino de aprendizaje. También es su guía para ayudarle en todo momento. Se debe respetar el ritmo de cada niño y potenciar su curiosidad por aprender y descubrir el mundo. El diseño de las aulas responden a una razón educativa y práctica. Se trata de un diseño armonioso donde los niños se encuentren bien. Las familias, por otro lado, tienen una participación activa y muy importante.

 

Por: Estefanía Esteban

Vía: https://www.guiainfantil.com/blog/educacion/aprendizaje/los-mejores-sistemas-de-educacion-alternativa-para-los-ninos-diferencias-entre-ellos/