Roles de grupos cooperativos

trabajo cooperativo material

Hoy queremos compartir con vosotros este super material de Unapizcadeeducacion.com, echadle un vistazo y entrar en su página para descargar el material:

Somos muchos los/las docentes que trabajamos el aprendizaje cooperativo dentro del aula. Como bien sabéis, no es tarea fácil pero ver sus resultados te anima a seguir aplicándolo día tras día. Uno de los aspectos más característicos son los roles que adquieren los alumnos/as dentro de su equipoSegún a quién leas o al curso de formación que vayas pueden variar, pero normalmente suelen ser: portavoz, moderador/a, observador/a, coordinador/a, repartidor/a, árbitro… En función de la realidad de tu aula, siempre escoges los que mejor se adaptan a tus alumnos/as.

 

Cómo formamos los grupos

Un aspecto importantísimo a tener en cuenta es que han de ser heterogéneos. Por tanto tenemos en cuenta: el rendimiento, el género, el grupo étnico, las necesidades educativas, las actitudes y comportamientos… a la hora de crear un grupo. Así, es recomendable que los grupos los forméis los tutores/as que sois quien más conocéis a vuestros alumnos/as.

Lo ideal es formar grupos de cuatro alumnos/as, así la comunicación es más fácil y fluida entre ellos. En clases numerosas los tutores suelen formar grupos de cinco también.

Un consejo que os damos es que empecéis a trabajar primero por parejas. Es decir, no sentarlos de dos en dos, sino en grupos, pero que trabajen por parejas. Podéis introducir actividades que tengan que resolver con el compañero/a. Os decimos esto por propia experiencia, cuando nunca has trabajado por cooperativo, lleva un proceso instaurar las normas y que las asimilen tanto nosotros/as como ellos/as. Si empezamos por parejas es más sencillo de controlar y después más fácil de aplicar a pequeño grupo.

 

Cómo asignamos los roles

roles cooperativos

En un principio los asignamos nosotras. Pero después de un trimestre nos dimos cuenta que los alumnos/as eran capaces de dialogar y repartir los roles de forma asertiva y respetuosa. Así que al comienzo de cada proyecto, dejamos unos 5 minutos para  que ellos/as por sí mismos decidan qué rol va a ocupar cada uno.

Nos llamó la atención, que en uno de estos momentos de asignación, una alumna un pelín no muy organizada, se le asignó el rol de recoger y repartir los libros. Les preguntamos el motivo de esa asignación y contestaron:

“Porque como necesita ser un poco más ordenada, con este rol, aprenderá a serlo y mejorará”

Cómo veis, sus asignaciones tienen intencionalidad.

 

Tarjetas de roles de equipo cooperativo

equipos cooperativos

Un problema que tuvimos a principio de curso es que no acababan los alumnos/as de asumir su papel al 100%. Bien porque no recordaban sus funciones o bien porque no había ningún distintivo que se lo recordara. Por ello creamos estas tarjetas de roles para pegar en la mesa. La idea la sacamos de un curso de formación docente, el ponente lo usaba con sus alumnos/as y nos encantó la idea.

Hemos elegido estos roles en función de las necesidades de nuestra aula, sabéis que pueden haber muchos más. Pero como colgamos lo que vamos usando en el aula, de momento sólo tenemos estos.

Os aconsejamos que los plastifiquéis y los peguéis a la mesa con velcro adhesivo. Porque así cada vez que cambien de rol, solo tendrán que estirar y cambiar de tarjeta.

Vía: https://unapizcadeeducacion.com/2018/05/30/roles-de-grupos-cooperativos/

Tabla periódica: asociar elementos a utilidades

Elements Pics 11x8 5
Accede a la versión interactiva.

Keith Enevoldsen, un ingeniero de software con una licenciatura en física, ha creado una versión más útil de la tabla periódica que hace que sea fácil ver lo que todos los elementos pueden hacer.

Elements Words 11x8 5

Gracias a esta tabla, se pueden asociar elementos a utilidades.

El ástato (medicina radioactiva), el molibdeno (herramientas de corte como tijeras), el kriptón (linternas), etc. 

La primera tabla periódica fue publicada en 1869 por el químico ruso Dmitri Mendeleev, que llamó a su obra Sistema Periódico. Mendeleev pone todos los elementos conocidos en orden en función de sus masas atómicas relativas, al tiempo que predice con éxito las propiedades de los elementos que aún deben descubrirse.

 

Vía: https://bibliozacut.wordpress.com/2018/06/14/tabla-periodica-asociar-elementos-a-utilidades/

La reacción de una madre al enterarse de que su hija tiene síndrome de Down

La madre y su marido decidieron esperar hasta el nacimiento para averiguar el sexo del bebé, por lo que fue en el momento del parto cuando descubrieron que tenía síndrome de Down. La pareja ha compartido el vídeo del nacimiento, que muestra la reacción de los padres al ver a la bebé.

Los padres con su bebé

Los padres con su bebé | Facebook

Cuando Amber Rojas se quedó embarazada por cuarta vez, sintió que aquella vez era diferente. Su esposo, Fernando, creía que se sentía de distinta manera simplemente porque la pareja había decidido esperar hasta el nacimiento para averiguar el sexo de la bebé.

Sin embargo, cuando Amadeus nació en febrero de este año, la intuición de Amber demostró ser totalmente cierta al darse cuenta instantáneamente de que su bebé tenía síndrome de Down. La pareja, que vive en Texas, no se enteró hasta el momento del parto ya que decidieron que el sexo fuese sorpresa.

“Dado que este era mi cuarto y último embarazo, y quinta bebé, quería dejar algo para la sorpresa”, cuenta Amber en una entrevista recogida por The Independent. Aunque no hubo señales durante el embarazo que indicaran que la pequeña fuese diferente a sus otros cuatro hijos, Amber siempre tuvo una corazonada.

“No sabía por qué o qué, pero siempre le dije a mi esposo que esta bebé iba a ser diferente. Mi embarazo no fue diferente, pero sabía que algo sucedía”, asegura la madre. Tras el parto, al ver la cara de su nueva hija, pensó para sí misma: “Mi bebé tiene síndrome de Down”.

La madre ha compartido en la cuenta de Facebook Birth Unscripted el vídeo del nacimiento, en el que se ve la reacción de los padres al ver a la bebé. Las imágenes han sido vistas por más de 65.000 personas.

Amber cuenta que tras ver su cara “quería saber todo sobre los bebés con síndrome de Down para poder cuidar mejor de mi hija Amadeus”. “¡No nos importaba que tuviera síndrome de Down porque todos estábamos encantados con ella!”, señala.

 

Vía: http://www.antena3.com/noticias/mundo/reaccion-madre-enterarse-que-hija-tiene-sindrome-down_201803035a9a76360cf2daf6912eeb16.html

A qué hora deben acostarse los niños para ir a la escuela según su edad

Tabla orientativa para comprobar si nuestros hijos se van tarde a la cama

Desde Guiainfantil.com

Ay… la hora de irse a dormir. ¡Lo que nos cuesta a los padres mandarles a la cama! Que si un ratito más de juego, que si un cuento, que si una canción… y el tiempo va pasando. Al final, aunque intentes acostarles a las 21 horas, terminan durmiendo a las 22.30 horas. No hay remedio. 

Muchas veces me he planteado si no será demasiado tarde. O si tal vez yo insisto en acostarles demasiado pronto. Y aunque sé que cada niños es un mundo y no todos necesitan dormir exactamente lo mismo, he conseguido averiguar mediante diferentes expertos en la materia, cuántas horas deben dormir los niños según su edad. Y lo mejor de todo: a qué hora deben acostarse los niños en edad escolar según su edad.

 

Tabla para saber a qué hora deben acostarse los niños para ir a la escuela según su edad

A qué hora deben acostarse

No todos los niños necesitan dormir lo mismo. Depende de muchos factores. Uno de ellos, por supuesto, es la edad. Así, mientras que un bebé de 18 meses necesita dormir unas 14 horas, a un niño de 10 años le bastan con 9 horas. A partir de este dato, y de la hora a la que se tenga que despertar tu hijo, hemos elaborado una tabla orientativa para padres con dudas sobre cuál es la mejor hora para mandar a su hijo a dormir. Está basada en una tabla que en su día hizo pública el colegio Wilson Elementary School de Kenosha (Wisconsin, EEUU):

– Cinco años: Si tu hijo tiene 5 años, comienza la primera etapa escolar en primaria. Muchos cambios. En los primeros días tal vez esté más nervioso y caiga rendido mucho antes que de costumbre. O al revés… por los nervios no consiga dormir y tengas que ayudarle. Si se levanta muy temprano, a las 6 de la mañana, deberá acostarse a las 18.45 horas, o las 6.45 p.m, como prefieras. Sí, parece un imposible, es muy temprano, pero es la única forma de asegurarte de que duerme lo que debe. Si se levanta más tarde, a las 8, por ejemplo, bastará con que se acueste a las  20.30 horas.

– Seis años: A los 6 años, necesita quince minutos menos de sueño. Si tu hijo se levanta a las 7.30 horas de la mañana para ir al colegio, puede irse a dormir a las 20.30 horas.

– Siete años: Con siete años tu hijo necesita casi 11 horas de sueño para rendir de forma adecuada en el colegio. Intenta que duerma más de 10 horas. Aunque recuerda, que luego la actividad de cada niño durante el día es diferente, y sus necesidades de descanso, también. No te agobies si tu hijo con siete años no duerme más de 10 horas. Si le ves activo y feliz… ¡estará bien!

– Ocho años: Según los expertos, a esta edad los niños pueden dormir 10 horas y media. Pero mucho duermen menos. Siempre nos basamos en un promedio. Si tu hijo de ocho años se tiene que levantar muy temprano para ir al colegio (pongamos que a las 6.30 am), tendrá que irse a dormir a las 20 horas o 8 p.m.

– Nueve años: A partir de esta edad los niños ya necesitan menos horas de sueño, y eso que las exigencias académicas aumentan. Aún así, sigue siendo recomendable que duerman al menos 10 horas. ¡Haz el cálculo!

– Diez años: Sí, la edad en la que ya empiezan a sentirse ‘mayores’, también exigirán acostarse más tarde. Sin embargo, siguen necesitando cerca de 10 horas de sueño. Si tu hijo de 10 años se levanta a las 7 am para ir al colegio, debería ir a dormir a las 21 horas.

– Once y doce años: Ahora sí, tu hijo ya no necesita cumplir de forma rigurosa con esas 10 horas de sueño. Pero sí deben dormir más de 8 horas. Puede que con 9 horas de sueño les baste.

Ten en cuenta de que esta tabla tal vez te parezca irreal. En realidad, sería lo ideal, pero basta con que nos ‘acerquemos’ a las horas de sueño recomendables. Estas son entre 9 y 11 horas como mínimo para niños de entre 5 y 11 años. Si notas que tu hijo presenta síntomas de falta de sueño (somnolencia durante el día, excesivo cansancio, problemas de concentración…), revisa sus horarios para ir a la cama.

 

Vía: https://www.guiainfantil.com/blog/salud/sueno/a-que-hora-deben-acostarse-los-ninos-para-ir-a-la-escuela-segun-su-edad/