Agenda visual

La agenda visual puede cambiar, en poco tiempo, el día a día de la familia. Alivia los momentos de estrés ocasionados por la frustración de no entender o no ser capaz de expresar, y además, el hecho de saber qué está haciendo y qué viene después, aporta seguridad al niño.

agenda 1

Una agenda visual es una agenda normal pero con imágenes en lugar de texto. La frase “una imagen vale más que mil palabras” es la máxima a seguir para trabajar con niños con TEL. En nuestro día a día tenemos tendencia a “blablablear” mucho, es decir, a hablar mucho y muy rápido, pero si nos paramos a pensar en todo lo que decimos, seguro que sobra más de la mitad. Si hacemos “visibles” las cosas, los chicos las entienden mejor, los apoyos visuales son fundamentales.

Piensa cómo te sentirías tú en esta situación: tienes dos o tres años, apenas eres capaz de articular unas cuarenta o cincuenta palabras y te cuesta entender lo que te hablan los mayores. Un día te levanta mamá, te viste, te da el desayuno, te pone el abrigo y te lleva a casa de una señora mayor muy simpática que te da besitos y te regala una gominola y una bolsa de gusanitos (es tu abuela, pero tú aún no conoces esa palabra). Al día siguiente, mamá te levanta, te viste, te da el desayuno, te pone el abrigo y te vuelve a llevar a casa de la señora mayor que te vuelve a regalar gominola y gusanitos, y te come a besos. El tercer día mamá te levanta, te viste, te da el desayuno, te pone el abrigo… Tú estás contento porque piensas que vas a casa de la señora mayor a por tus chuches. Pues no, esta vez vas al cole, no hay chuches, no hay señora simpática que te da besitos, hay un montón de niños, mamás y papás que hacen mucho ruido. ¿Qué haces? Te enfadas, te tiras al suelo, pataleas, intentas decirle a tu mamá que quieres ir a casa de la abuela y no al cole, pero mamá no te entiende y se pone nerviosa porque estás montando un pollo en la puerta del cole delante de todas las mamas y las maestras, y puede que hasta te grite, o se ponga ofensiva, y eso hace que tú te frustres más aún. Tu madre además tiene que escuchar comentarios del tipo: “es que lo tiene muy mal criado”, “a ese niño lo que le faltan son dos bofetadas bien dadas”, “porque no es mi hijo que si no iba a saber lo que es bueno”…

Bueno, pues igual parte de esa situación se habría evitado si tu mamá, al levantarte, te enseña unas fotos y te cuenta (como si fuera un cuento) lo que haréis. Para esto sirve una agenda visual. Para que entiendas qué es lo que estás haciendo y qué viene después, para evitar que te pongas nervioso y te sientas inseguro o frustrado, así no tendrás tantos berrinches y tus padres conseguirán comunicarse mejor contigo.

La agenda que comparto es la primera que yo usé, mi peque comenzaba el cole y las rabietas eran diarias desde que lo levantábamos. Por suerte no me montaba el pollo en el cole, sólo en casa, entre las 8 y las 9 de la mañana en mi casa se libraba una dura batalla a la que íbamos sobreviviendo como podíamos, con dosis de paciencia infinita y tratando de no perder los nervios. Comenzamos a usar la agenda y en menos de una semana notamos los cambios, las rabietas fueron desapareciendo poco a poco, pero a mi hijo le seguía dando seguridad el hecho de llevarla consigo, por lo que la usamos durante bastante tiempo.
llaveroComo ves en la foto de la cabecera, son tiras de papel plastificadas, una tira y un color diferente para cada día, las actividades de la mañana en el dorso y las de la tarde en el reverso. El fin de semana, que es muy variable y no tiene una rutina fija, usábamos este pequeño llavero en el colocábamos los pictogramas correspondientes.

Puedes descargarlas en los siguientes enlaces:

      – En formato de Word: Agenda visual I   agenda-visual-i

      – En formato PDF: Agenda visual I   agenda-visual-i

La segunda que diseñé, cuando mi hijo era algo más mayor y tenía un horario más ajustado, andaba perdido y la agenda le ayudó nuevamente a centrarse.

agenda visual

El horario diario era algo ajustado, mi hijo tenía un lío considerable y andaba desorientado. La agenda nos ayudó a vencer nuevamente el ajetreo y el estrés diario.

Tiene tamaño A5 porque iba pegada en la contraportada de su agenda viajera del cole, así podía consultarla cuando lo necesitaba. De hecho, el pictograma de la flechita verde es justamente para eso, para que cuando la repasara lo colocara en la actividad que estaba haciendo en ese momento.  Obviamente se puede imprimir en formato A4 o A3 según interese. Lo ideal es plastificar las plantillas (las de color verde) y unirlas mediante una tira de celo a modo de libro. En ella pegaremos los pictos correspondientes a cada día, que previamente habremos recortado y plastificado también. Yo usé cinta de doble cara para pegar los pictos porque no añade grosor y es muy resistente. Además los tenía agrupados en montoncitos, por categorías (días de la semana, del mes, meses del año, comidas, actividades,…) y guardados en una caja pequeñita que llevaba mi hijo en su mochila junto a la agenda viajera.

pictogramas agenda

Todas las noches yo colocaba los pictogramas correspondientes al día siguiente (inicialmente intenté que lo hiciera él, pero se liaba muchísimo con el hoy y el mañana y pensaba que lo que programábamos para el día siguiente era lo que haríamos hoy, y no era nada productivo). Durante el desayuno leíamos juntos lo que íbamos a hacer a lo largo del día, haciendo hincapié en las actividades más importantes, en las menos habituales, o en las que más trabajo le costaba recordar.

La agenda que comparto es una versión de la nuestra, pues he eliminado todos los pictos en los que aparecen mis hijos, nuestra familia, sus profes,… Los he sustituido por pictogramas genéricos, pero lo ideal es que personalicéis todos los pictos que podáis con vuestras propias fotos y actividades. Podéis encontrar todos los pictogramas que necesitéis en www.arasaac.org o bien en Google (en el apartado de imágenes) o podéis hacerlos vosotros mismos, basta con hacer la foto, insertarla en una casilla de la tabla y cambiarle el tamaño.

20151207_140854-1

En la parte trasera aprovechamos para pegar su cartón de puntos, si se portaba bien en el cole colocábamos un punto en él (una carita contenta), y al reunir un número determinado obtenía algún regalo. Era un incentivo para trabajar en el cole y en casa, pues las tareas escolares no son sus favoritas.

Puedes descargarte la agenda y todos los pictogramas en los siguientes enlaces:

 

Vía: https://ratitosdecreatividad.wordpress.com/2015/10/15/agenda-visual-i/ https://ratitosdecreatividad.wordpress.com/2015/12/07/agenda-visual-ii/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s