Niños con talento. Niños brillantes, precoces y genios

Ideas sobre cómo saber si un niño tiene talento especial

La mayoría de los niños con talento especial leen y escriben por encima del nivel esperado, cuentan con un vocabulario muy rico y poseen capacidad para un profundo entendimiento de las ciencias. Pero este talento, también se puede observar en todas las artes (dibujo, pintura, escultura, ballet o danza, canción, música, teatro…) y en la capacidad intelectual y atlética para la competición deportiva (gimnasia, atletismo, fútbol, baloncesto, tenis, esquí, equitación…).

Características de los niños con talento

Niños con talento: brillanes, precoces y genios

Los niños con talento poseen una aptitud muy relevante en un área específica, relacionada con campos académicos, artísticos o creativos. Un talento es una persona que ama profundamente trabajar en un área determinada, comprende profundamente su arte y puede fácilmente expresar sus creaciones en este área.

La detección temprana del talento innato en los niños es imprescindible para el desarrollo de sus capacidades. Algunas de las características que distinguen a estos niños son:

– Precocidad: este término se refiere a un notable desarrollo temprano. Muchos niños altamente talentosos muestran precocidad en determinadas áreas.

– Intuición: capacidad de percibir una verdad de manera clara en un instante, sin el uso del razonamiento.

– Talante genuino: se emplea algunas veces para indicar una capacidad o aptitud particular en algún área y más a menudo para indicar autoridad intelectual extrema y rara.

– Creatividad: habilidad para expresar ideas nuevas y útiles para el pensamiento, aclaraciones novedosas y relaciones importantes.

El talento de los niños y sus expresiones

La definición tradicional de talento se basa por lo general en la inteligencia de los niños, que se logra medir a través de pruebas de cociente intelectual. Tradicionalmente, se considera talentosos a los niños cuando presentan puntuaciones por encima de 130 en las pruebas de inteligencia clásicas. Y en relación a esta inteligencia genial, brillante, prodigiosa o superdotada han surgido numeorosos términos para nombrar o identificar a los niños con talento.

Así, por ejemplo, genio, superdotado, brillante, precoz o prodigio son algunos términos que están asociados a la excepcionalidad de los niños, al talento en un área concreta del conocimiento, ya sea en el ámbito de la ciencia o en el artístico. Sin embargo, a menudo, estos términos se utilizan como sinónimos y dan lugar a cierta confusión.

Genio. El genio es definido en términos de productos creativos excepcionales. Esta categoría comprende a las personas que realizan aportes muy relevantes, producen nuevas estructuras conceptuales que conducen a cambios paradigmáticos en una disciplina, en la forma del arte, en una profesión o en algún campo del saber.

Superdotado. Esta palabra viene del término inglés gifted, que traducido literalmente del inglés significa “regalado”. El término superdotado se aplica generalmente al sujeto cuya capacidad intelectual o académica es claramente superior a los sujetos de su misma edad.

Brillante. Término que se ha utilizado para denominar a la persona con un alto grado de inteligencia, en comparación con sus iguales. También ha sido asociado al superdotado intelectual moderado.

Precoz. Hace referencia al adelanto significativo en los procesos de desarrollo de acuerdo con parámetros estandarizados en los niños. El niño precoz inicia una actividad por debajo del umbral inferior promedio considerado como normal para su aparición.

Prodigio. Es la persona que realiza una actividad extraordinaria para su edad; obtiene un producto que llama la atención en un campo específico que hace competencia con los niveles de rendimiento del adulto. Además, al prodigio se le considera como un individuo que muestra una velocidad que lo hace parecer cualitativamente distinto a otros iguales.

Vía: http://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/nino-brillante-precoz-prodigio-y-genio/

Una escuela de Canadá usa ‘pupitres-bici’ para niños hiperactivos

Bici pupitre canadá

La hiperactividad se ha convertido en un tema bastante serio para la comunidad educativa global. Los niños con este trastorno pierden la concentración muy fácilmente, lo que dificulta la atención en las clases. Por ello, un colegio de Québec (Canadá) se ha puesto manos a la obra y ha creado un innovador ‘pupitre-bici‘, que ayudará a que los pequeños gasten sus energías pedaleando.

El creador de este artilugio es Mario Leroux, un profesor de primaria del colegio Des Cèdres. “Uno de los mayores problemas de los colegios son los niños hiperactivos. Son estudiantes que siempre necesitan estar en movimiento, así que se me ocurrió que con este invento podrían hacer como si estuvieran en una bicicleta y a la vez, atender al profesor y no molestar al resto de la clase”, ha comentado Leroux al periódico canadiense ‘Le Journal de Montreal’.

El método ideado por el profesor consiste en tener a los alumnos 15 minutos en el pupitre pedaleando sin parar. Tras ese tiempo, según Leroux y sus compañeros de claustro, los menores quedan más tranquilos, se concentran más y no distraen a sus compañeros.

Algunos expertos han alabado este genioso invento que de momento solo se está probando en esta pequeña escuela canadiense. Eso sí, solo han podido montar cuatro ‘pupitres-bici’, ya que cada artilugio cuesta unos 970 euros.

Vía: http://www.gonzoo.com/flash/noticia/una-escuela-de-canada-usa-pupitres-bici-para-ninos-hiperactivos-7169/

Baby-talk o lenguaje infantil

Ocurre muchas veces que cuando nos ponemos a hablar con los bebés comenzamos a hablar de forma más lenta y entonando muchísimo más de lo normal; es el llamado baby-talk.

El baby-talk (o en inglés, motherese) es el nombre que se usa para designar un subcódigo lingüístico que emplean los adultos y los niños de forma espontánea, cuando se dirigen y comunican con niños más pequeños.

Las características del baby-talk tienen la intención de mejorar y controlar la eficacia de la comprensión de los mensajes por parte del niño, así como de suponer ayudas importantes para la imtación y el aprendizaje del lenguaje.

Al dirigirnos a los bebés tendemos a hablar más despacio, con más pausas y más largas, a subir el tono de voz (empleamos un registro más agudo), cuidamos más la pronunciación, somos más expresivos, nuestras frases son más cortas y simples, repetimos con frecuencia una parte o el todo de la frase, usamos un número más limitado de palabras (en su forma más sencilla y con mayor número de diminutivos), se hacen constantes referencias al contexto mientras se señala o manipula los objetos concretos con los que interactuamos y utlizamos un mayor número de gestos y mímica.

Esta adaptación del lenguaje que se hace contiene un proceso educativo implícito mediante el cual el adulto manifiesta su deseo de darle al niño herramientas expresivas cada vez más elaboradas.

Esta forma de hablarle a nuestro bebé no dificulta ni retrasa la adquisición del lenguaje; al contrario:es una manera positiva e indispensable para ir adquiriendo lenguaje, ya que les ayuda a centrar su atención y a comenzar ese intercambio comunicativo que poco a poco se irá haciendo más complejo.

Vía: http://www.bebesymas.com/desarrollo/baby-talk-hablando-como-bebes https://es.wikipedia.org/wiki/Baby_talk

Cómo aprender inglés por Internet

Cómo estudiar inglés por Internet

A día de hoy, algunas personas tenemos la necesidad de aprender inglés pero la mayoría de las veces no tenemos el tiempo necesario para realizar un curso de inglés de manera continua, ya sea presencial u online. Por ello y para flexibilizar al máximo el aprendizaje del inglés, hoy vamos a hablar de cómo aprender inglés por Internet.

Aprender inglés por internet es algo muy real. Se ha determinado que el aprendizaje de verdad, proviene de la necesidad de la persona por obtener el conocimiento, mucho más que por la forma en la que recibe los mismos. Por esta razón creemos tan fielmente en todos los cursos online para aprender inglés.  Aunque efectivamente, hay algunos mejores que otros, pero al final del día, la diferencia la haces tú, el estudiante, el que tiene la necesidad de aprender.

Por esta razón te voy a dar unos consejos para aprender inglés por internet; ya sea desde tu ordenador, móvil o tablet. ¡Ya verás lo fácil que es!

Existen una serie de páginas web que ofrecen cursos de inglés que a nuestro parecer, son lo mejor que hay en el mercado:

Te recomiendo que realices cada cierto tiempo un test rápido de inglés, así podrás verificar tu nivel de inglés e ir viendo cómo vas evolucionando cuando. Si no sabes dónde hacerlo, visita te VocabSushi. Al comenzar tendrás que indicar cuál es el nivel de inglés que crees tener. Después comenzarás un test de 20 preguntas y al finalizar sabrás realmente cuál es tu nivel real.

La página de la BBC Learning English es una de las mejores web GRATIS que existe para aprender este importante idioma. Dentro de la página soportada por la BBC, encontrarás una infinidad de contenido para mejorar cada aspecto de tu aprendizaje. ¡Vale la pena visitarla!

De cerca, la sigue Lang-8. Lo bueno de esta página es que no solo aprendes inglés, sino que tienen una lista de diversos idiomas para escoger. Una vez registrado y escogido el idioma que vas a aprender, la página te pone en contacto con hablantes nativos y ellos mismos se encargaran de corregirte y enseñarte.

Otra opción es Learn English Free. La interfaz de esta página puede parecer genérica y poco confiable (no sé porque no la han mejorado), pero no te dejes llevar por ello, esta es una de las webs para aprender inglés con mejor contenido que existe. Organizado por gramática, vocabulario, juegos, lecciones de aprendizaje, tests y  pronunciación. De verdad es un excelente sitio para empezar.

Pero no todo son páginas web.

Si eres de esas personas que se pasa todo el día mirando el móvil, tienes un montón de apps para Android y iOS con las que puedes aprender inglés fácilmente:

Duolingo es una de las mejores aplicaciones que hay para aprender inglés y lo mejor es que es completamente gratis. De hecho, en el Google Play está catalogada como “Developers Choice”; esto pasa solo con las Apps realmente buenas. Tiene una interfaz genial y un sistema de experiencia y niveles bastante amigable. Esta aplicación se enfoca en la identificación de imágenes y sonidos, entre otros métodos interactivos.

Babbel es otra aplicación bastante interesante para aprender vocabulario. La interfaz es mas imple, a comparación con Duolingo; y después de terminado el periodo de prueba, hay que pagar. Pero si me lo preguntas, vale la pena hacer el pago. Esta aplicación e permite jugar, escuchar, escribir y HABLAR para aprender el idioma en cuestión. Además, funciona también sin conexión a internet.estudiar inglés por InternetEn fin, las herramientas están, y con ellas demostramos que lo que hace falta es tu disposición para aprender.

Vía: https://cursodeinglesenmadrid.wordpress.com/2015/10/02/aprender-ingles-por-internet/

Árbol genealógico interactivo de la realeza española

 Sucesión dinástica desde los Reyes Católicos a Felipe VI

Repasa la historia de los reyes en éste gráfico interactivo desde Isabel de Castilla y Fernando de Aragón hasta Felipe VI a través de tres principales dinastías: la Trastámara, la Austria y la Borbón. Recuerda la Guerra de Sucesión tras la muerte de Carlos II, la llegada de los Borbones con Felipe V, las interrupciones de la sucesión dinástica con José Bonaparte y Amadeo de Saboya y después de qué reinados se proclamaron la I y II República.

REYES

ENLACE: 

http://www.rtve.es/noticias/proclamacion-felipe-vi/arbol-genealogico/

Estimulación positiva: motivación, elogios, recompensas y contratos

En esta entrada se recogen las claves generales y se incorporan diferentes ejemplos de la estimulación positiva.

foto 1

Los elogios, la motivación, fortalecer la autoestima y las recompensas siguen siendo de gran importancia en nuestro día a día. Es importantísimo, por ello, conocer muy bien:

  • – Qué le gusta (reforzador)
  • -Qué no le gusta
  • -Qué le interesa (reforzador y motivador)
  • -Qué le molesta (para evitar)

Cuando comenzamos, cada pasito que trabajábamos iba de inmediato “recompensado” con:

  • -Contacto corporal (abrazo, tocarle suavemente, dependiendo de la persona)
  • -Elogio Verbal: eres estupendo, qué bien lo haces, eres genial, muy bien
  • -Tangible: algo de comer que le guste, un juego, disfrutar sus intereses
  • Y más adelante con sistemas de puntos (economía de fichas, tableros de recompensas) y contratos, como hacemos actualmente. Sin olvidarnos nunca de hacerle sentir bien y elogiarle siempre.

Elogia a tu hijo. Siempre ofrece las recompensas con elogios (primero elógialo y luego dale la recompensa). Así motivarás a tu hijo para que vuelva a hacer la acción deseada. Habla con un tono de voz agradable.  Elogia el esfuerzo en vez del resultado. Esto incluye elogiar el que se haya esforzado por lograr la meta. Para tu hijo con autismo  tiene más valor el que reconozcas su persistencia y esfuerzo, y no el resultado. Recuerda que demostrar sinceridad y placer con las conductas apropiadas de tu hijo aumenta la frecuencia de esas conductas.

Establece un sistema de recompensas. Hay varias formas de hacer esto, pero los dos mejores sistemas de recompensas son:

  • Crea una tabla de conductas en la cual la buena conducta se premie con una marca en la tabla. Si el niño tiene suficientes marcas en ella, recibe una recompensa.
  • El sistema de recompensas con objetos es un sistema muy común que ya ha sido implementado. En esencia, se recompensa la buena conducta con algún objeto (etiquetas adhesivas, fichas, etc.). Estos objetos después se pueden canjear por recompensas.

Economía de fichas. Consiste en la aplicación de un reforzador positivo mediante un sistema de puntos.   Este reforzador puede ser entregado al niño a corto o mediano plazo

Aplicación efectiva de la Economía de fichas. La aplicación efectiva de un programa de economía de fichas requiere dos fases: una fase de implantación del sistema de fichas y una fase de desvanecimiento.

  1. Fase de implantación:
  • Seleccionar los reforzadores-objetivo, que se canjearán por las fichas obtenidas.
  • Identificar las conductas-objetivo del sujeto o del grupo, que van a ser reforzadas.

  • Elegir el tipo de fichas (puntos, estrellas, pegatinas) más apropiadas para cada grupo-niño/a: en niños más pequeños las pegatinas y estrellas son reforzadores simbólicos muy atractivos y motivantes, en cambio, con los niños mayores los vales canjeables o los puntos tienen mayor poder de motivación y poder de atracción.
  • Especificar las condiciones de canje: nº de estímulos necesarios para conseguir el reforzador objetivo. Es muy importante atender a la edad del niño a la hora de establecer el cambio por el premio, cuando los niños son pequeños el número de estímulos debe ser pequeño o medio, a medida que se van haciendo mayores, o en los niños mayores el número de puntos para cambiar por el reforzador debe ser mayor.Elegir el tipo de fichas (puntos, estrellas, pegatinas) más apropiadas para cada grupo-niño/a: en niños más pequeños las pegatinas y estrellas son reforzadores simbólicos muy atractivos y motivantes, en cambio, con los niños mayores los vales canjeables o los puntos tienen mayor poder de motivación y poder de atracción.
  • Elaborar un registro para las fichas donde conste el número de fichas ganadas, canjeadas, extraviadas y ahorradas. También en este caso hay que atender a las características y la edad de los niños, cuando son pequeños el registro debe ser grande (una cartulina), con colores y letras grandes. En cambio los niños mayores, no es necesario que el registro sea tan colorido, pero sí es imprescindible que esté muy bien explicado, bien ordenado y organizado.
  1. Fase de desvanecimiento:

Tras la implantación del sistema de economía de fichas, se tiene que proceder a la retirada gradual del sistema de fichas. Esto debe producirse, cuando las conductas-objetivo que queríamos instaurar y fomentar se producen de manera habitual y constante, a modo de hábito en el niño, es decir, ya forman parte del abanico de conductas del grupo-niño/a.

Para conseguir retirar y desvanecer la técnica se pueden aplicar diversas estrategias:

  • Aumentar el tiempo entre las entregas de fichas. Por ejemplo: en vez de entregar las fichas en el momento, se entregan al final del día o al final de la semana. Es importante hacer este cambio de manera paulatina, sin prolongar el tiempo en exceso, especialmente si son niños pequeños.
  • Incrementar el criterio para la obtención de fichas. A partir de este momento, para conseguir el reforzador objetivo hay que combinar dos conductas-objetivos. Por ejemplo: para conseguir la ficha, ahora hay que completar una secuencia de tareas, que antes se premiaban de manera independiente y ahora el premio se obtiene si se realizan en una secuencia completa y correcta.
  • Aumentar el número de fichas necesario para ganar los reforzadores de apoyo. Por ejemplo: para conseguir el objetivo ahora hay que conseguir más puntos o fichas que antes.

Todos estos cambios tienen que ser muy bien explicados al niño, para que no sean rechazados.

Cuestiones fundamentales de la técnica

Para que este sistema sea realmente efectivo es importante atender a las siguientes cuestiones:

1. Todo  pactados de antemano, de tal manera que el niño/a tenga muy claro cuál es el modo de operar correcto y deseable y cuál sería la manera incorrecta de operar.

2. Establecer los objetivos en función del criterio de edad del niño y las características de la meta: cuando los niños son muy pequeños o presentan una sintomatología muy marcada, es recomendable establecer objetivos y metas a medio plazo (no objetivos muy largos donde se requieran de una cantidad muy elevada de puntos para intercambiar) e ir incrementando el tiempo de latencia a medida que van haciéndose mayores.

3. Asegurarnos de que entienden el sistema, que saben utilizarlo y que tiene unas normas claras y establecidas . Una forma sencilla y muy práctica de saber si el niño ha entendido la técnica es pedirle que nos lo explique y comprobar así que ha comprendido la técnica.

Dale a tu hijo recompensas sensoriales. A veces, estas son más difíciles de administrar que otro tipo de recompensas, pero una buena recompensa es una que además promueve correctamente la actividad sensorial. Las recompensas pueden ser:

  • Visuales. Algo que le guste ver al niño, por ejemplo, un libro, una fuente de agua, animales (los peces son particularmente eficaces)… las Botellas sensoriales.
  • Auditivas. Música calmante, suave y relajante de instrumentos simples y suaves, como por ejemplo el piano, o cantar una canción.
  • Gustativas. Estas recompensas incluyen otras cosas, no solo comidas. Incluye el poder probar diferentes comidas que le gusten (un surtido de frutas dulces, algo salado y cualquier variedad de algo que para tu hijo sea placentero).
  • Olfativas. Haz que tu hijo huela diferentes olores y los distinga, por ejemplo eucalipto, lavanda, naranja o diferentes flores.
  • Táctiles. Cajas sensoriales, areneros, texturas.

Contratos conductuales: Preparar un contrato, negociarlo y pactarlo es una estrategia muy efectiva conforme nuestros campeones crecen. Vamos a ponernos con ello, y pronto espero subir algunos ejemplos.

Homme, señala 10 reglas básicas:

1. La conducta exigida debe ser sencilla, fácil y expuesta de manera comprensible, y la recompensa debe ser inmediata (cuanto más pequeño sea el niño, menor y menos simbólico debe ser el refuerzo).

2. La conducta deseada no debe exigirse de manera inmediata, sino que debe dividirse en pequeñas partes y debe trabajarse sobre cada una de ellas con un incremento progresivo de exigencias.

3. Las recompensas por cumplir el contrato deben ser muy frecuentes, aunque sean pequeñas. Además, deben tener el valor de informar de los adecuado o no de la realización, y de reforzarla. Puede pasarse progresivamente del refuerzo material al social (al principio pueden aparearse).

4. El contrato debe especificar las conductas por cuyo cumplimiento se recompensará y no establecer contratos basados en categorías o vaguedades como “ser más obediente”, o “estudiar más”.

5. Debe recompensarse el comportamiento adecuado después de que éste ocurra, nunca antes.

6. El contrato debe ser razonable, es determinante que el niño lo acepte, lo que implica que debe haber un cierto equilibrio entre la conducta exigida y los reforzadores. Un contrato injusto para una de las partes, genera tensión y agresividad. Un contrato impuesto, dificulta la autorregulación de las conductas por parte del niño y, por tanto, la retirada del programa.

7. Los términos del contrato deben estar claros: qué debe hacerse y cuántas veces.

8. El contrato debe ser honesto. No basta con que los padres lo refuercen al principio. Debe ser cumplido de manera constante y no descontinuarlo, alegando que el niño sólo hace lo que debe hacer.

9. El contrato debe ser positivo. Es importante que le produzca consecuencias positivas y no una retirada del castigo: Tareas aprendidas se aparean a situaciones agradables, favoreciéndose la motivación intrínseca.

10. Debe ser usado de manera sistemática y no sólo en ocasiones o periodos de tiempo aislados.

Vía: http://elsonidodelahierbaelcrecer.blogspot.com.es/2015/02/estimulacion-positiva-motivacion.html