Diferencias entre citar y parafrasear; referencia y bibliografía

Citar, parafrasear y soporte para tus argumentos

La diferencia entre citar y parafrasear es más formal que otra cosa.

Cuando usamos las palabras literales de otro autor, estamos haciendo una cita y ésta irá entre comillas “…”.

Sin embargo, cuando nos referimos a una idea ya existente, pero utilizamos nuestras propias palabras para expresarla, estamos parafraseando.

Pero muchas veces utilizamos los trabajos de otras personas como soporte general a nuestros propios argumentos, sin citar o parafrasear expresamente palabras o ideas concretas.

Referencias, bibliografía y plagio

Para reconocer el crédito correspondiente al trabajo de otras personas que hemos citado, parafraseado o utilizado como soporte, en nuestro documento tenemos que incluir una lista de referencias y una sección de bibliografía.

Hay muchos métodos y estilos para desarrollar las referencias y la bibliografía y con la aparición de Internet, las posibilidades se han multiplicado. Pero aquí me voy a referir a un estilo clásico de hacerlo y que es el que me planteo usar de ahora en adelante en el blog.

Una referencia recoge los datos identificativos de la fuente concreta que hemos utilizado para citar o parafrasear. Cada referencia puede ir a continuación de la cita o frase parafraseada entre paréntesis y/o formar parte de una lista numerada de referencias [1] [2] [3]… al final de nuestro documento o al final de una página o sección del mismo.

Estos son algunos modelos de referencias:

  • A un artículo en un periódico:

[1] APELLIDO, Nombre. Fecha del artículo. Título del artículo. Lugar de publicación. Nombre del periódico.

  • A un libro:

[2] APELLIDO, Nombre. Año de publicación. Título del libro, edición. Editorial. Páginas de referencia.

  • Al contenido de una página web:

[3] NOMBRE DEL SITIO. Fecha del artículo. Título del artículo. Dirección URL. Fecha de la consulta.

La bibliografía es la lista de documentos que hemos citado, parafraseado o consultado como fuente general para dar soporte a nuestra obra. Por lo tanto, la bibliografía contendrá todas las referencias concretamente citadas o parafraseadas más todas las fuentes de consulta que hemos utilizado. La bibliografía suele ir al final de nuestra obra.

Estos son algunos modelos de bibliografía tipo:

  • A periódicos y revistas:

NOMBRE DE LA PUBLICACIÓN. Título del artículo. Fecha del artículo. Fecha de consulta.

  • A un libro:

APELLIDO, Nombre. Año de publicación. Título del libro, edición. Editorial.

  • A una página web:

NOMBRE DEL SITIO. Fecha del articulo. Título del artículo. Dirección URL. Fecha de la consulta.

Como digo, esta es una forma entre muchas otras de incluir referencias y bibliografía. En cualquier caso, lo importante es que quede perfectamente identificado el trabajo que hemos utilizado como fuente.

Cuando se utiliza el trabajo de otra persona y no se otorga el correspondiente y correcto reconocimiento, el trabajo resultante es un plagio y esto es algo que pone en duda la solvencia -en el sentido más amplio de la palabra- tanto de la obra como de su autor.

Vía: http://www.aragonvalley.com/diferencias-entre-citar-parafrasear-referencia-bibliografia-plagio/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s